Odisea Antártica
Mar de Ross & Peter & Campbell Islands (New Zealand)
M/V Ortelius

Este viaje de 33 días une el continente sudaméricano partiendo de Ushuaia con Nueva Zelanda llegando al puerto de Bluff en Nueva Zelanda. En el trayecto conocemos las Islas Peter y Campbell, el Círculo Polar Antártico para adentrarnos en aguas del mar de Bellinghausen, luego sigue el Mar de Amundsen para llegar a la Plataforma de Hielo del Mar de Ross. Es un viaje especial que recorre los lugares más recónditos de la tierra, como Taylor Valley, uno de los valles secos que más se asemejan a las condiciones del planeta Marte en nuestra Tierra. Este programa se puede hacer en ambos sentidos: Saliendo del puerto de Ushuaia (Argentina) hasta el puerto de Bluff (Nueva Zelanda) o a la inversa. Recuerde que cuando se cruza la línea internacional de cambio de fecha, se gana un día o se pierde un día, si nos dirigimos en dirección oeste ganamos un día (hacia Argentina) y si es en sentido este se pierde un día (hacia Nueva Zelanda).

Odisea Antártica: Hacia el Mar de Ross

33 días -32 noches

Los tesoros de la Antártida continental y de las islas, la navegación por el espectacular Mar de Ross con sus magníficas barreras de hielo, son algunas de las maravillosas sorpresas que depara esta increíble travesía que une Ushuaia con Bluff, New Zelanda y regresando desde el puerto de Bluff a Ushuaia.

Odisea Antártica: Hacia el Mar de Ross

Un verdadero viaje de descubrimiento, que incluye desde los atractivos más conocidos de la península antártica hasta los menos concurridos como la isla volcánica Peter. Un completo programa de exploración a lo largo de los bordes exteriores de la placa de hielo en el mar de Amundsen, el punto de partida por el cual Roal Amundsen logró acceder a la plataforma para finalmente alcanzar el polo sur en 1911. Una entretenida navegación por el mar de Ross, la vuelta por los refugios de los exploradores británicos Ernest Shackleton y Robert Falcon Scott (siempre que las condiciones de hielo sean favorables) y la isla Campell completan la excitante propuesta de esta Odisea Antártica. 

33 días -32 noches

Día 1 - Partida desde Ushuaia

Este fántastico viaje comienza por la tarde en el puerto más austral del mundo situado en Ushuaia, la capital de la provincia argentina de Tierra del Fuego. Luego de embarcar, el M/V Ortelius se dirige por el canal de Beagle, alejándose de la bahía hacia el mar abierto mostrando un hermoso paisaje nocturno.

Día 2 al 3 - En el mar

A lo largo de 2 días, el barco avanza por el pasaje de Drake, la ruta marítima más corta y agitada entre el continente americano y la península antártica. Cuando se llega a la convergencia antártica, una barrera natural donde se mezclan las corrientes cálidas del norte con las aguas frías provenientes del sur determinando una amplia diversidad biológica, se aprecian numerosas especies subantárticas. 

En esta area es muy probable divisar al magnífico albatross errante o viajero, el ave más grande que sobrevuela estos mares y puede medir hasta 3,5m de envergadura; el albatros de cabeza gris, el oscuro de manto claro y el de la especie ceja negra, las palomas del cabo y los petreles de wilson, azules y antárticos además del fulmar austral o petrel plateado. Muy cerca de las islas Shetland del Sur, se aprecian los primeros icebergs.

Día 4 - Cruzando el Estrecho de Pendleton

En horas de la tarde nos aproximamos a la Península Antártica muy cerca del Círculo Polar. Si las condiciones del hielo nos deja continuamos por el Estrecho de Pendleton para desembarcar en el sector sur de la Isla Renaud, sitio poco visitado por los turistas. Se pueden avistar pingüinos de Adelia y observar espectaculares icebergs nevados y con un toque surrealista. 

Día 5 al 6 - Navegando por el Mar de Bellingshausen

Navegando el Mar de Bellingshausen desde la península hacia mar abierto para llegar a nuestro próximo objetivo: Peter Island. Al cruzar el mar Bellingshausen se divisa la primera placa de hielo. Estas aguas, que reciben su nombre del explorador ruso Fabian G. von Bellingshausen, se desprenden del océano Antártico, al oeste de la península entre las islas Thurston y Alejandro I.

Día 7 - Peter Island

Sobre las aguas del Bellingshausen, Peter Island es una isla volcánica inhabitada de 19km de largo, que fue descubierta por Fabian von Bellingshausen en 1821 y nombrada luego por el zar ruso Pedro el Grande. En el presente, es reclamada por Noruega que la considera como parte de su territorio y suele recibir cruceros turísticos de manera muy esporádica. En anteriores desembarcos, miembros del staff de las oficinas de la naviera divisaron grupos de elefantes marinos y colonias de petreles plateados o fulmares australes y palomas del cabo. Si el clima es benigno y las condiciones del hielo también lo permiten se podrá aterrizar en helicóptero a la zona glaciar norte de la isla. Es una oportunidad privilegiada, ya que se trata de una de las islas más remotas del mundo. La Isla de Pedro (en inglés: Peter Island) tiene una superficie de 720 hectáreas y la ubicamos en las Islas Vírgenes Británicas,es la más grande de las islas vírgenes. Muy próxima a Peter Island está Dead Chest Island, otra isla totalmente deshabitada que también es parte del archipiélago de las Islas Vírgenes Británicas.

Día 8 al 14 - Por las aguas del Amundsen

Durante días se recorre el mar de Amundsen a lo largo y por los límites de la barrera de hielo. El mar de Amundsen se ubica en la Tierra de Marie Byrd entre el cabo Dart en la isla Siple y el cabo Flying Fish en la isla Thurston. A medida que el barco toma ventaja de la corriente costera del oeste, si las condiciones son buenas, la barrera regala una nítida imagen del continente antártico. La navegación a través de hielo es asombrosa, con vistas de algunos pingüinos emperadores rezagados, grupos de focas sobre el hielo flotante y también orcas y ballenas minke a lo largo del borde gélido, generalmente acompañadas por diferentes especies de petreles australes. Si el mar y el hielo son accesibles, se intentará desembarcar en islas Shephard, entre las colonias de pingüinos de barbijo y skúas. Situada en la tierra de Marie Byrd, esta isla fue nombrada con el apellido de uno de los promotores de la expedición norteamericana realizada entre 1939-41.

Día 15 al 17 - La Barrera de Ross: Plataforma de Hielo más grande del mundo

El barco se arrima por el este a la plataforma de hielo de Ross, una enorme masa flotante con un frente de 600km de largo, que se eleva un promedio de 30 metros de altura. La plataforma cambia constantemente debido al retroceso de las masas de hielo. Vemos una gran presencia de icebergs monumentales. En la Bahía de las Ballenas ubicada en la parte este, cerca a la isla Roosevelt (llamada así en 1934 por el aviador Richard Byrd en honor al presidente Franklin D. Roosevelt), Ronald Amundsen logró el acceso a la barrera y se aventuró al polo sur, donde finalmente llegó el 14 de diciembre de 1911. Un año después, se convertiría en la tumba del expedicionario inglés Robert Falcon Scott y su tripulación cuando regresaban de su travesía al polo sur. Además es una oportunidad para todos los viajeros de subir hasta la magnífica plataforma. También los japoneses exploraron esta región en 1912 (Nobu Shirase). Si las condiciones son aptas se puede hacer un aterrizaje en helicóptero en la plataforma de hielo.

Día 18 al 20 - Mar de Ross

Continuando en el Mar de Ross, el objetivo ahora es visitar la Isla de Ross. En este lugar se puede ver el Monte Erebus, el Monte Terror y el Monte Byrd, así como muchos otros lugares famosos que desempeñaron un papel importante en las expediciones británicas del siglo pasado: Cabo Royds, donde la cabaña de Ernest Shackleton aún se mantiene; Cape Evans, donde aún se puede ver la cabaña de Robert Falcon Scott; y Hut Point, de donde Scott y sus hombres partieron hacia el Polo Sur.

Si el hielo está bloqueando el camino pero las condiciones climáticas son favorables, podemos usar los helicópteros para aterrizar en uno o más lugares en esta área. La base científica estadounidense de la estación McMurdo y la base Scott de Nueva Zelanda son otros posibles lugares que se pueden visitar. Desde la estación de McMurdo, también se puede hacer una caminata de 10 km (6 millas) hasta Castle Rock, desde donde hay excelentes vistas de la plataforma de hielo de Ross hacia el Polo Sur. Además, se puede hacer un aterrizaje en helicóptero en Taylor Valley, uno de los valles secos, uno de los valles secos que más se asemejan a las condiciones del planeta Marte en nuestra Tierra.

Día 21 al 22 - Explorando lo inexpresable

Navegamos hacia el norte a lo largo de la costa oeste del Mar de Ross, pasamos por la lengua de hielo Drygalski y la estación italiana en la Bahía Terra Nova y Cabo Hallet. Si las condiciones del hielo lo permiten, aterrizamos en Inexpressible Island, que tiene una historia fascinante en conexión con la menos conocida Northern Party de la expedición del Capitán Scott. También es el hogar de una gran colonia de pingüinos Adelia. Si el hielo marino impide la entrada a Terra Nova Bay, podemos dirigirnos más al norte hacia el área protegida de Cape Hallett y su propia colonia Adélie.

Día 23 - Los residentes de Cabo Adare

Cabo Adare fue el páramo elegido para que un grupo de expedicionarios pasara el primer invierno en el continente antártico. El refugio en el cual el noruego Borchgrevink vivió los fríos días de 1899, está rodeado por la colonia de pingüinos adelia más grande del mundo. Este cabo fue descubierto por Clark Ross a mitad del siglo XIX y lo bautizó con el nombre de un amigo personal, el Vizconde de Adare. Las expediciones más conocidas que recorrieron esta zona fueron la de Southern Cross y Aurora que echaron base para su campamento, como así también la expedición Terra Nova a principios del siglo XX, hoy en día el campamento de Terra Nova es sinónimo de ruinas. 

Día 24 - Del Mar de Ross hacia el Océano Austral

Navegando a través del hielo marino en la entrada del Mar de Ross, comenzamos eu viaje hacia el norte a través del Océano Austral. El objetivo es establecer un rumbo para llegar hasta las Islas Balleny, dependiendo de las condiciones climáticas.

Día 25 - Balleny Islands, barridas por el viento

Pasamos por la Isla Sturge por la tarde, obteniendo una impresión de estas islas remotas y azotadas por el viento antes de cruzar el Círculo Polar Antártico. Balleny Islands, en español las Islas Ballenas, son un conjunto de islas deshabitadas de origen volcánico y con gran cantidad de glaciares, desde sus laderas descienden lenguas de hielo hacia el mar. Las ubicamos en el Océano Glaciar Antártico, con una superficie de 780 km2 y constan de 3 islas principales: La Isla Young, la Isla Buckle y la Isla Sturge, las 2 primeras presentan islotes pequeños, mientras que la isla Sturge no tiene islotes.

Día 26 al 28 - Navegando por el Océano Austral

Una vez más, ingresamos a la vasta extensión del Océano Austral. Las aves marinas son prolíficas en esta etapa, durante la cual esperamos disfrutar de buenas condiciones climáticas.

Día 29 - Macquarie Island

Macca, también conocida como Macquarie Island, es una Reserva Estatal de Tasmania que en 1997 se convirtió en Patrimonio de la Humanidad. La División Antártica Australiana tiene su base permanente en esta isla, que el marino australiano Frederick Hasselborough descubrió mientras buscaba nuevos terrenos de sellado. La fauna de Macquarie es fantástica, y hay colonias de pingüinos Rey, Gentoo y pingüinos de penacho australes, además de casi un millón de reproductores del pingüino real endémico. Los elefantes marinos y varias especies de focas peleteras, como el lobo marino de Nueva Zelanda, también están presentes.

Día 30 - Por el norte hacia Campbell Island, Nueva Zelanda

Nos dirigimos en dirección norte para llegar hasta la Isla Campbell, reserva subantártica de Nueva Zelanda, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde anida el Albatros Real.

Día 31 - Campbell Island, Nueva Zelanda

Las islas Campbell son un conjunto de islas subantárticas de soberanía neozelandesa. Formadas por la más grande, Campbell, y otras tres islas menores: Dent, Folly, y Jaquemart. La isla Campbell, denominada en lengua maorí Motu Ihupuku, es un remota isla del Océano Pacífico, es la isla principal del archipiélago de las islas Campbell. Es una reserva subantártica perteneciente a Nueva Zelanda. Fue declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial. Famosa su vegaetación exuberante y floreciente. Siguiendo un sendero de vegetación exuberante llegaremos hacia miradores para observar los nidos del Albatros Real, pudiendo sacar fotos a la interesante fauna de la zona, como los pingüinos de ojos amarillos, albatros reales y leones marinos de Nueva Zelanda que habitan la Isla Enderby junto con los pericos de cabeza roja. 

De características montañosa,la isla Campbell la descubrió a principios del siglo XIX un navegante de apellido Hasselburgh que navegaba por la zona con su barco Perseverance, cuyos dueños eran la compañía australiana Campbell, esta es la causa de su nombre actual. A lo largo del siglo XIX la fauna fue desvastada debido a la caza indiscriminada de focas, elefantes, lobos y leones marinos, pero con el correr del tiempo fue recuperándose. Inclusive la rata que fue introducida hace más de 200 años en la isla, a principios del siglo XXI se la logró erradicar. Hoy en día abundan las las aves marinas, en especial, la cerceta de Campbell, que se la considera la más extraña de la actualidad. También diferentes especies de pingüinos, como el Pingüino de Penacho Amarillo. La fauna la componen colonia de albatros reales, elefantes marinos y pingüinos y en especial una gran colonia de albatros en Col-Lyall Saddle.

Día 32 - Nuevamente hacia el Océano Autral

Admiramos los vastos horizontes del último día de mar antes de llegar a Nueva Zelanda.

Día 33 - Fin de la odisea antártica, llegando a Bluff, Nueva Zelanda

Cada aventura, no importa cuán sublime sea, finalmente debe llegar a su fin. Desembarcamos en Bluff, la ciudad más al sur de Nueva Zelanda, para regresar a casa con recuerdos que te acompañarán donde sea que esté tu próxima aventura. Bluff es el puerto de la región de Southland, ubicada en los márgenes del río Oreti, es el pueblo más meridional neozelandés. Bluff está próximo a Invercargill, apenas a unos 29 km de distancia.

Nota: El itinerario detallado solo es una guía ya que todos los programas se supeditan a las condiciones de hielo y climatológicas reinantes en la zona, además de la facilidad para realizar los desembarcos y las mejores condiciones de observación de la vida silvestre. El recorrido definitivo es fijado por el líder de expedición a bordo, teniendo en cuenta que la flexibilidad es prioridad en este tipo de expediciones. Este programa se hace 2 veces al año, en la primer salida se zarpa del puerto de Ushuaia hacia el puerto de Bluff en Nueva Zelanda tiene una duración de 34 días 33 noches, es el que se detalla arriba. La segunda salida hace el itinerario inverso, parte de Nueva Zelanda hacia la Isla de Tierra del Fuego con una duración de 32 días 31 noches.

La velocidad media de crucero para m/v Ortelius es de 10,5 nudos. En estos programas se usan botes Zodiac para el traslado de los tripulantes hacia la costa. Se usan dos helicópteros en las áreas donde no se puede navegar con botes, como es el caso de Cabo Evans (está el refugio de Scott), Cabo Royds (lugar del refugio de Shackleton), la barrera de hielo de Ross, Peter Island y los valles secos. Se calcula hacer cinco desembarcos con helicópteros, éstos son una ventaja para poder llegar a lugares inaccesibles, pero siempre dependemos de que se presente buen clima, del hielo y otros factores naturales. Las condiciones pueden cambiar en minutos, pudiendo afectar el uso de helicópteros. La seguridad es clave en el viaje. Hay 2 helicópteros, si uno dejara de funcionar, se cancelan las operaciones.

34 o 32 días: Cruzando la línea internacional de cambio de fecha dependiendo en qué dirección se viaje a través de la línea internacional del cambio de fecha (de Ushuaia a Bluff o de Bluff a Ushuaia), se gana o se pierde un día (cruzando hacia el oeste se gana un día, cuando se va de Nueva Zelanda a Argentina; cruzando hacia el este se pierde un día, cuando se va de Argentina a Nueva Zelanda. Por favor tenga en cuenta esto cuando calcule el tiempo total que estará viajando. Los días enumerados en la duración del itinerario reflejan el tiempo real viajado: 33 días.

Mapa de Ruta

 Odisea Antártica: Hacia el Mar de Ross

Servicios

Servicios incluídos:
  • El viaje a bordo del buque mencionado como indica en el itinerario.
  • Todas las comidas durante el viaje a bordo del buque incluyendo bocadillos, café y té.
  • Todas las excursiones y actividades en botes Zodiac durante el viaje.
  • Programa de charlas por notables naturalistas y liderazgo a cargo de equipo de expedición experimentado.
  • Uso gratuito de botas de goma y de raquetas de nieve.
  • Traslado de equipaje desde el punto de recogida hasta el barco el día de embarque, en Ushuaia.
  • Traslado grupal con previo aviso desde el barco al aeropuerto en Ushuaia (directamente después del desembarco).
  • Todos los impuestos de servicios y portuarios durante el programa.
  • Material de comprensión previo a la partida.
Servicios no incluídos:
  • Ninguna tarifa aérea ya se en vuelos regulares o chárter.
  • Gestiones previas o posteriores en tierra.
  • Gastos de pasaporte y visa.
  • Impuestos gubernamentales de arribo y partida.
  • Comidas en tierra.
  • Equipaje, cancelación y seguro personal (muy recomendado).
  • Cargos por exceso de equipaje y todos los ítems de índole personal como lavandería, bar, cargos de bebidas y cargos de telecomunicaciones.
  • La propina al final del viaje para los camareros y demás personal de servicio abordo (se proveerán directrices).

Consultar Reservar Descargar PDF