Centro, Cuyo y Norte de Argentina

Viaje al Centro Norte de la Argentina, atravesando las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca y Córdoba. Visitamos bodegas en Mendoza, Cañón del Río Atuel, Cañón del Talampaya, Valle de La Luna, Valle de Calingasta, Pampa El Leoncito, Jáchal, El Rodeo, La Cuesta del Portezuelo en Catamarca y disfrutamos de los atractivos que nos depara Córdoba, como el Valle de Calamuchita, La Cumbrecita, etc.

Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca & Córdoba en 21 días

21 días - 20 noches

Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca & Córdoba en 21 días

21 días - 20 noches

  • Alojamiento Base Doble con Desayuno de acuerdo a la categoría de hotel seleccionada
  • Traslados detallados en el itinerario
  • Excursiones regulares detalladas en el itinerario (excepto opcionales)
  • Tickets Aéreos de Cabotaje
  • Guía Bilingüe Español Inglés
  • Coordinación Permanente

Día 1 - Mendoza Nocturna

Recepción y traslado desde Aeropuerto Internacional de Ezeiza al Aeropuerto Metropolitano de la Ciudad de Buenos Aires. Recepción y traslado desde el Aeropuerto de Mendoza al hotel.

Por la noche descubrimos otra Mendoza, las luces la iluminan por la noche dando otra fisonomía de la ciudad cuyana. La peatonal, las plazas y el barrio Cívico, sobresalen con las luces resplandecientes una vez que cae el atardecer. Por la calle España vamos a las plazas San Martín, Independencia y España. Luego el Barrio Cívico, viendo la Casa de Gobierno y el Palacio de Justicia y tomando por la calle Belgrano circulamos paralelamente a las vías del ferrocarril que iba de Buenos Aires a Mendoza.

Pero un tema aparte es la Avenida Arístides Villanueva, que es la gran estrella de la noche mendocina. Esta avenida tiene vida propia, debido a la gran movida comercial y el nivel gastronómico que ofrece es muy variado. Luego sigue el Parque General San Martín con sus más de 300 hectáreas, donde disfrutamos de sus principales atractivos: El Rosedal, el Lago de Regatas, la Fuente de los Cinco Continentes y Los Portones. La vuelta al centro de la urbe lo hacemos por la señorial Avenida Emilio Civit, zona exclusivamente residencial. Opcionalmente podemos continuar disfrutando de la gran noche con un show de Tango o con una degustación de los grandes vinos mendocinos, de excelencia y calidad mundial.

Día 2 - Viñedos de Altura: Valle de Uco - Cerro Punta Negra

Desayuno en el hotel. Iniciamos el viaje hacia el sur de la provincia de Mendoza, al Valle de Uco, cruzamos el río homónimo y llegamos a Tunuyán para conocer bodegas que elaboran vino artesanal de renombre mundial. Tunuyán, Tupungato y San Carlos son una síntesis de cielo azul, largas arboledas y montañas nevadas, donde se crea una formidable área para la producción de vino de altura, único por su calidad, uvas cultivadas entre los 1.000 y 1.500 m.s.n.m. Estas zonas actualmente están cubiertas de viñas irrigadas con alto nivel tecnológico, donde se usa la técnica de micro oxigenación del vino.

Visitamos una fábrica de vinos orgánicos y sus viñedos, con degustación de por medio. Se puede gozar de la vista del Volcán Tupungato, con sus 6.800 metros de altura. Luego nuestro periplo vitivinícola continúa hacia el Manzano Histórico, sitio donde San Martín descansó a su vuelta de la campaña libertadora de Chile y Perú. En su memoria hay un monumento llamado El Retorno a la Patria, que curiosamente se puede observar un San Martín con vestimenta de civil.

Nuestro camino sigue hasta Arroyo Grande, en el paso del Portillo Argentino donde dilucidamos el Cerro Punta Negra con sus 4.400 metros. Seguimos por un camino serpenteante entre los Pinares de Wosso hasta arribar a la bodega Salentein, donde visitamos sus instalaciones, su restaurante en su centro cultural Kilka y su impresionante cava donde descansan las barricas de crianza. Finalizamos la recorrida volviendo a Mendoza.

Nota: El desarrollo del programa está supeditado al estado de las rutas, de la nieve, del tránsito y del cierre temporario de las bodegas debido al mantenimiento anual. Dependiendo del día de la semana podemos visitar la Bodega Salentein, Bodega Fournier o Flichman. En cualquier de las bodegas que visitemos está incluído un almuerzo con degustación de vinos.

Día 3 - Por la Cordillera de los Andes por Villavicencio

Desayuno en el hotel. Vamos hacia la Cordillera de los Andes por el camino de Villavicencio, alcanzando el punto más alto de la precordillera en la Cruz del Paramillo, a unos 3.000 m.s.n.m. Durante el viaje vemos un monumento que representa la división del Ejército de San Martín cuando se dirigía a libertar Chile. Cuando entramos en la precordillera, observamos el Puesto de Vaquerías, entrada a la Reserva Natural Villavicencio. En su interior se encuentra el Hotel Termas de Villavicencio, típico con su estilo nórdico-escandinavo, actualmente se encuentra cerrado desde 1978. Sorteamos un sinfín de curvas desde el Hotel Villavicencio hasta la Cruz, subiendo por la precordillera hasta los 3.200 m.s.n.m., pudiendo cruzarnos con guanacos, liebres, zorros y avistar el vuelo de algún cóndor.

En Uspallata opcionalmente podemos ir a desayunar y desde aquí comenzamos el camino de alta montaña. En el trayecto vemos el Valle de Uspallata, el Puente de Picheuta, hito sanmartiniano, el Cerro Aconcagua, Los Penitentes y el Puente del Inca. Nuestra ruta nos lleva luego al Parque Aconcagua, descendemos en el ingreso al parque para hacer un trekking breve hasta dilucidar la pared sur y la Laguna de Horcones. Continuamos hasta la villa de frontera de Las Cuevas, donde se encuentra la vieja estación del ferrocarril, se puede almorzar (no incluido) y si el clima es benigno ascendemos hasta el Monumento del Cristo Redentor, localizado a 4.200 m.s.n.m. sobre el Cerro Santa Elena. Nos deja con la boca abierta, el Embalse de Potrerillos, que se encuentra encastrado entre las altas cumbres. Volvemos a Mendoza.

Día 4 - Cañón del Atuel

Desayuno en el hotel. Partimos hacia a la Cuesta de los Terneros para ir hasta el Dique Valle Grande y el Río Atuel. Hacemos una parada en el mirador San Francisco de Asís para tener una vista formidable de la ciudad y del cañón. Después de varios kilómetros entramos a El Nihuil que nos impacta por la profundidad de su lago. Descansamos y aprovechamos para almorzar (no incluído).

Salimos hacia el Cañón del Atuel, para atraparnos por un paisaje de belleza pura, típico del ecosistema andino, producto de la acción erosiva del viento y el agua creando obras naturales esculturales, que se traducen en imponentes geoformas, trabajo caprichoso de la madre naturaleza que ha tejido figuras como el Museo de Cera, el Lagarto, Los Monstruos, Los Jardines Colgantes o La Ciudad Encantada, etc. El cañón está formado por el río Atuel, embalse Valle Grande y El Nihuil. Hacemos una breve caminata por el cañón para arribar hasta el poblado de Valle Grande. Aquellos que deseen pueden practicar turismo aventura, rafting, rappel o realizar un paseo en barco (actividades que deben contratarse en destino).

Rafting en Mendoza - Opcional

El Río del Cañón del Atuel es sinónimo de rafting y tiene fama en todo el país gracias a los rápidos que tiene y a la transparencia del agua que se conjuga con la belleza del lugar. El río es navegable todos los meses, excepto en junio, el nivel de dificultad es de 2, en base a la escala internacional de 0 a 6 y la profundidad media es de 1,20 metros. Son excelentes para la práctica de este deporte los rápidos de los ríos Atuel y Diamante, también se puede ir al río Grande.

Día 5 - Caverna de Las Brujas

Desayuno en el hotel. Vamos hasta la Ciudad de Malargüe, atravesamos la ciudad para transitar unos 60 kilómetros con el fin de arribar a las cavernas. Durante el recorrido apreciamos la Cuesta del Chihuido y el Bosque Petrificado. Una vez que llegamos comenzamos una caminata de intensidad intermedia por el interior de la caverna, con una duración de casi 2 horas. Para ello damos casco y linterna. En el interior encontramos estalactitas y estalagmitas, que son producto del agua que se filtra y con el correr de los años crean diferentes figuras. Cada centímetro de estas estalactitas y estalagmitas demoran un poco más de 1.300 años en constituirse, eso nos hace presuponer que la Caverna de Las Brujas tenga millones de años. Culminamos el viaje y regresamos a Malargüe, previo paseo por la ciudad, volvemos a Mendoza.

Nota: se aconseja lleva ropa ligera y campera o sweater debido a que en el interior de las cavernas hace aproximadamente 10º y calzado de trekking. Los niños mayores a 5 años y menores de 8 años pueden acceder a la primer sala. Menores de 5 años tienen prohibido el ingreso a las cavernas.

Día 6 - San Juan, Dique de Ullum & Cavas de Zonda

Traslado a la terminal de buses de la ciudad de Mendoza. Recepción y traslado de la terminal de buses de la ciudad de San Juan al hotel.

Conocemos los principales lugares de interés de la ciudad de San Juan, que se encuentra en el centro norte del Valle del Tulum. Esta ciudad fue prácticamente destruida por el terremoto de 1944, por eso es una de las ciudades más nuevas de la Argentina. Es la ciudad natal de Domingo Faustino Sarmiento, presidente de Argentina y gran hacedor en la educación pública. Los mayores atractivos sanjuaninos son el Embalse de Ullum, la Quebrada de Zona y la Ruta del Vino.

Dentro de nuestra visita podemos conocer la Casa Natal de Sarmiento, que es el único testimonio colonial que se conserva en la ciudad, tiene 9 salas y tres habitaciones de servicio y 2 patios, que respetan la distribución de las casas de la época. Otro sitio para visitar es la Catedral, en honor a San Juan Bautista, es una de las iglesias más modernas, ya que la primera fue hecha en 1712 por la Compañía de Jesús y vuelta a construir en 1979 debido al terremoto. Otros puntos de interés son el Auditorio Juan Victoria, siendo el lugar cultural por excelencia, el Museo Sanmartiniano etc. Luego vamos a visitar el dique de Ullum y Cavas de Zonda, donde degustamos vinos sanjuaninos de primera calidad.

Día 7 - Barreal, Valle de Calingasta & Pampa del Leoncito (Observatorio Astronómico)

Desayuno en el hotel. Saldremos hacia Pampa del Leoncito, luego vamos hasta el Observatorio Astronómico y al Cerro Alcázar. El camino es de montaña, observamos el cerro Villicúm, llegamos hasta el pueblo de Talacasto, previo paso por la Quebrada de las Burras, luego entramos a Calingasta, para llegar hasta Barreal. Desde ahí nos dirigimos a Pampa del Leoncito, sitio donde se realiza la práctica de wind-car o carrovelismo, gracias a los sostenidos vientos que soplan a más de 80 km por hora. La carrovela es un carro chico que lleva 2 ruedas de auto en su parte trasera y 1 rueda de moto en la parte delantera, terminan de formar este artefacto, su fuselaje y un mástil que por lo general debe ser de aluminio, para que sea liviano y se mueva con gran impulso.

Pampa del Leoncito también llamado Barreal Blanco es una estructura geológica próxima al pueblo de Barreal, donde se ha creado una reserva natural. Se trata de una planicie con un suelo árido y resquebrajado de 15 kilómetros de longitud por 5 kilómetros de ancho, que antiguamente era el fondo de una cuenca lacustre (lago), sin ningún tipo de vegetación, que se asemeja a la trama de las telarañas. La visual es atípica y el color blanco es muy profundo. Podemos observar el cerro sanjuanino más elevado: Cerro Mercedario, con sus imponentes 6.772 metros.

Luego de almorzar en Barreal, centro de turismo más importante del valle, es un pueblo con calles de tierra y bellos álamos, vamos a visitar el complejo astronómico El Leoncito. Es un observatorio que se encuentra al pie de la cordillera, a los 2.500 m.s.n.m., en la Reserva Astronómica de San Juan que ocupa casi 70.000 hectáreas, siendo un excelente sitio para realizar observaciones al espacio. De vuelta a San Juan gozamos de una vista espectacular del Cerro Alkázar.

Día 8 - Jáchal, Dique Cuesta del Viento y Rodeo

Tomamos la ruta 40 rumbo al norte de la provincia de San Juan, dejamos atrás el río San Juan, vamos pasando pueblos como Albardón, Matagusanos, Talacasto y junto al cerro Villicúm para llegar la ciudad de San José de Jáchal, donde conocemos en su mueso las culturas indígenas. Cambiamos de ruta en sentido oeste hacia la precordillera central, por sendero montañoso descubriendo unas vistas únicas.

Conocemos Cuesta del Viento, sitio propicio para realizar deportes náuticos como el windsurf, luego vamos hasta Rodeo, pequeño pueblo de montaña que se encuentra próxima al Dique Cuesta del Viento, represa hidroeléctrica que presenta un espejo de agua cristalina y color turqueza. Seguimos nuestro itinerario hasta Pismanta, donde se encuentra el famoso complejo termal, se mezcla lo árido del desierto con el verde del oasis, siendo uno de los sitios más bonitos de San Juan. Sus aguas termales tienen propiedades curativas, terapéuticas y rejuvenecedoras, ideal para el reuma y las afecciones dérmicas. Regresamos a la capital sanjuanina por Las Flores y Bella Vista, por camino de precordillera subiendo la cuesta llegamos a la zona más elevada en El Colorado. Luego en Talacasto retomamos la ruta 40 para ingresar en San Juan.

Día 9 - Parque Provincial Ischigualasto: Valle Fértil & Valle de La Luna

Excursión de día entero al Valle Fértil y al Valle de La Luna. Partimos hacia el Valle Fértil, previo paso por el Santuario de la Difunta Correa, en el pueblo de Vallecito, San Juan. Existe una gran devoción popular por parte los católicos, a pesar que no ser reconocida por la Iglesia Católica. Los seguidores creen en sus milagros y la consideran una santa popular, venerada como una diosa. Llegamos al Parque Provincial Ischigualasto para descubrir el Valle de La Luna y sus cinco estaciones.

Este parque tiene una extensión de 62.000 hectáreas y se encuentra a 330 kilómetros de la capital sanjuanina. Presenta un considerable patrimonio geológico y paleontológico, UNESCO lo declaró en el año 2000, Patrimonio Natural de la Humanidad. Ischigualasto pertenece al período Triásico hace 300 millones de años y es una fiel representación de esa época, donde se expandieron los primeros mamíferos y dinosaurios. En estas tierras se encontró uno de los dinosaurios más antiguos, Eoraptor Lunensis. Sus geoformas principales son: El Gusano, Valle Pintado, Cancha de Bochas, el Submarino, El Hongo y Los Colorados. Por la tarde nos dirigimos nuevamente a San Juan o se puede dormir en el Valle Fértil.

Nota: Los parques naturales de Ischigualasto & Talampaya contienen una secuencia completa de sedimentos fosilíferos continentales que representan el períodotriásico completo (45 millones de años) de historia geológica, dice la Unesco. Imaginen una llanura poblada de plantas que se encaraman unas sobre otras, con lagunas, pantanos y reptiles de formas extrañas que circulan entre la vegetación. Así era este lugar hace millones de años, en la Era Mesozoica, cuando aún no existía la cordillera de los Andes y la Tierra era una masa uniforme que todavía no se había dividido en varios continentes". Cuesta creerle, frente a este cielo azul que parece no conocer las lluvias; el suelo grisáceo, árido y pedregoso, los gigantescos paredones colorados que se levantan a lo lejos, y las extrañas figuras de piedra que alteran el paisaje.
Las estrellas del itinerario son las gigantescas figuras de piedra esculpidas durante milenios a fuerza de erosión y que la imaginación popular bautizó de manera caprichosa: "El Gusano", "La Esfinge", "El Submarino", "El Hongo". Hace no mucho tiempo se derrumbó una colosal figura llamada la "Lámpara de Aladino", pero como consuelo, la naturaleza es una escultora tenaz que continúa cincelando su obra con la erosión del viento, las lluvias y las diferencias de temperatura."La Tierra, que hasta el período triásico, hace 225 millones de años, estaba habitada sólo por plantas e invertebrados, Comenzó a ser invadida por los reptiles. Aquí en Ischigualasto, se encuentran los restos de reptiles con características de mamíferos más antiguos del planeta, que pueden explicar eslabones fundamentales en la evolución de las especies".

Día 10 - Laguna Brava: La perfección natural

Día libre en Valle Fértil. Recomendamos como actividad opcional ir a visitar Laguna Brava.

Full Day a Laguna Brava

Dedicamos todo el día a viajar a un lugar único e imperdible: Laguna Brava, a más de 4.400 m.s.n.m., que forma parte de un sistema de lagunas andinas de aguas salinas de mínima profundidad. Se encuentra rodeada de los volcanes más altos del mundo. Hay una importante biodiversidad debido a la presencia de humedales, observando poblaciones de aves acuáticas endémicas como los flamencos y parinas andinas (Phoenicoparrus andinus). También es refugio de vida silvestre de camélidos como los guanacos y vicuñas, se pueden avistar cóndores, y observar mulas y zorros.

Su fisonomía varía a medida que vamos subiendo y su belleza se debe a que es una laguna en plena cordillera con un color azul diáfano rodeada de flamencos rosados, creando un paisaje parecido a las lagunas altiplánicas de Atacama. El entorno suena a dibujado como si las montañas estuvieran esculpidas por la acción del viento y pintadas con una mezcla de colores mágicos y de fondo un cielo perfecto que hace juego con su azul fuerte y las nieves eternas que dan un toque especial, a pesar del inexistente verde que faltaría para rematar este sitio impecable, debido a la falta de vegetación.

Día 11 - Parque Nacional Talampaya, La Rioja

Nos levantamos temprano para dejar la provincia de San Juan y nos trasladamos hasta la provincia de La Rioja, hacia Villa Unión con el objetivo de ir a visitar el Parque Nacional Talampaya. Villa Unión cuenta con 6.000 habitantes y se encuentra sobre un valle entre la pre-cordillera y el formidable cordón montañoso de Famatina, distante a 60 kilómetros del parque.

Talampaya es una reserva natural que contiene yacimientos de valor arqueológico-paleontológico, debido a la gran cantidad de fósiles encontrados, como es el caso del Lagosuchus Talampayensis, dinosaurio de la era mesozoica. En resumen este parque es producto de los intensos movimientos tectónicos y de la erosión eólica producida durante millones de años. Abarca 215.000 hectáreas, es famoso por sus increíbles farallones de roca bermeja y las diferentes figuras esculturales ocasionadas por la erosión del viento, sitio donde anidan cóndores. Sus rocas datan del período Triásico en la Era Mesozoica, se registran las huellas de los primeros dinosaurios. Luego nos dirigimos a Villa Unión para hacer noche o se puede regresar a San Juan.

Nota: El arte rupestre del Talampaya Constituye una de las manifestaciones indígenas de mayor valor en nuestro país. Los grabados existentes en las rocas ubicadas al pie de las barrancas pasan el centenar, representando figuras humanas estilizadas, huellas de ñandú, felinos y diversos signos y figuras geométricas aun no interpretados. El núcleo más importante corresponde al llamado "Los Pizarrones" se ubica sobre el cause de un arroyo temporario afluente del Río Talampaya, en un sector liso y plano de rocas de unos quince metros de largo cubierto de grabados esculpidos (petroglifos) varios siglos antes de la conquista. También se hallaron en la zona restos de viviendas y de muros de piedras, fragmentos de barro cocido, material lítico proveniente de la confección de elementos de roca. Es de suponer que en aquellas épocas, unos mil años atrás, el clima sería un tanto más húmedo.
La mayor abundancia de aguas permanentes, vegetación y fauna, habría facilitado la instalación de grupos humanos estables y la ocasión para el desarrollo de sus manifestaciones artísticas, rupestres y artesanales. Otro atributo natural de gran importancia en el área de Talampaya lo constituye su valor paleontológico. Todo el valle comprendido entre las sierras de Sañogasta y Morada resulta del mismo origen triásico que la vecina región de Ischigualasto o Valle de la Luna en la provincia de San Juan. Estas dos áreas naturales Están separadas por la Sierra Morada. Antes del levantamiento de la cordillera de los Andes, hace unos 160 millones de años, estos terrenos eran bajos, pantanosos y húmedos, con lujuriosa vegetación tropical, con helechos y grandes árboles cubiertos de lianas, poblada de una variada fauna de reptiles acuáticos y terrestres, herbívoros y carnívoros, todos de tamaño considerable. Las rocas sedimentarias de la región albergan en su seno fósiles correspondientes a aquella flora y fauna prehistórica.

Día 12 - Chilecito, Cuesta del Miranda, Nonogasta

Nos despedimos de Villa Unión para ir hasta La Rioja pasando por Cuesta de Miranda, que se encuentra atrapada por las Sierras de Famatina y las Sierras de Sañogasta. La cuesta es uno de los pocos caminos en buen estado y que une el Valle de Chilecito con Cuyo. Es la ruta obligada para unir Villa Unión con Chilecito.

La Cuesta de Miranda presenta un paisaje manchado de diferentes tonos rojizos, es una senda que dibuja su silueta entre la sierra y el cañón del río homónimo, finalizando en un recorrido de cornisa con atrapantes curvas y barrancos. Antes ingresamos a Chilecito, que es la segunda ciudad riojana en importancia, encontrándose en el Valle Antinaco - Los Colorados y escondido entre las Sierras de Velasco y Famatina. Es una zona dedicada a la industria vitivinícola y a la plantación de nogales y frutales. Por la tarde llegamos a la ciudad capital.

Día 13 - Pueblos de La Rioja (La Costa Riojana): Sanagasta, Huaco, Chuquis, Anillaco...

Vamos a recorrer la costa riojana, de trata de las principales poblaciones de La Rioja. El mayor encanto lo brinda el cordón montañoso de la sierra del Velazco, que nos acompañara durante todo nuestro recorrido, encontrando lugares llenos de vida, colores, una paz que detiene el tiempo, el microclima que nos pone en contacto con la naturaleza. Las Peñas es el primer pueblo con sus casas de adobe sobre peñones de granito y la iglesia de San Rafael. Luego viene Agua Blanca, famosa por sus dulces caseros Sigue el pueblo de Pinchas, lleno de frutales, hortalizas y nogales. En sus tiendas artesanales, se pueden conseguir mantas de llama o vicuña.

Chuquis es conocida por que se encuentra el solar de Pedro de Castro Barros, actualmente es un museo regional. Continúa el pueblo de Aminga, con casonas, quintas y bodegas hechas con muros elevados de pircas. En su plaza principal está el Mercado Artesanal y la iglesia de La Merced. Una vez más sobre la ruta, alcanzamos a reflexionar sobre la alegría y la tranquilidad que se perciben en el aire de cada una de estas localidades. Llegamos a Anillaco, el más moderno de los pueblos de la costa riojana con calles de asfalto y grandes propiedades de viñedos ideales para degustar vinos de alta calidad o vinos pateros.

Avanzamos hasta Los Molinos con sus fincas de nogales, olivos, almendros y membrillos. Sigue Anjullón, con la iglesia más bella de la costa riojana, que data de 1896, de estilo italiano. Más tarde está la localidad de San Pedro y finalmente Santa Vera Cruz, que está sobre la montaña. Sobresale en el viaje el Castillo de Dionisio Aizcorbe.

Por la tarde traslado a la terminal de buses de La Rioja para viajar a Catamarca (200 km). Recepción en la terminal de buses de San Fernando del Valle de Catamarca y traslado al hotel.

Día 14 - Catamarca & Cuesta del Portezuelo

Durante la mañana conocemos la ciudad de Catamarca, desde la Basílica, el Paseo de la Fe, Plaza 25 de Mayo, Convento de San Francisco hasta el Mercado Artesanal. En horas de la tarde emprendemos viaje hacia la Cuesta del Portezuelo llegando hasta el Dique Las Piquitas. La Cuesta del Portezuelo es un largo y hermoso camino sinuoso y muy zigzagueante que alcanza casi los 1.700 m.s.n.m., donde podremos tener unas visuales espectaculares del Valle de Catamarca atravesado por el Río Paclín y de la Sierra de Ambato. Esta cuesta ha sido inmortalizada en la zamba Paisaje de Catamarca, que interpretaron el famoso grupo argentino de folklore: Los Chalchaleros. Durante el viaje vivenciamos distintos pueblos que se encuentran a la vera del camino.

Día 15 - Catamarca - Córdoba

Desayuno en el Hotel. Traslado a la terminal de Ómnibus para tomarnos el bus con destino a la Ciudad de Córdoba. Recepción en la terminal de buses de Córdoba y traslado al hotel.

Día 16 - Conociendo la Ciudad de Córdoba

Comenzamos nuestra recorrida por la ciudad de Córdoba. Observamos durante la excursión la influencia arquitectónica de los años coloniales, que contrastan con los diseños modernos. Los lugares de interés donde arribamos son la Plaza San Martín, que es la antigua Plaza Mayor, para hacer una caminata hacia el casco histórico y cultural de la ciudad, que hoy es microcentro.

Se destaca la Catedral, el Cabildo, el Convento Santa Catalina, la Cripta del Noviciado, el Oratorio del Obispo Mercadillo, la Iglesia de la Compañía de Jesús fundada por San Ignacio de Loyola que se encuentra sobre la Manzana Jesuítica en pleno centro, el Colegio Nacional Monserrat que es el segundo más antiguo de la Argentina, después del Colegio de la Inmaculada Concepción en Santa Fé, data del año 1687. En él funcionó la primer imprenta del país.

El viaje sigue hasta la Iglesia del Sagrado Corazón de los Padres Capuchinos que se destaca por su arquitectura neogótica diseñada por el italiano Augusto Ferrari, luego avanzamos hasta el barrio Nueva Córdoba, el Parque Sarmiento, Ciudad Universitaria hasta llegar al centro de la urbe. Finalmente pasamos por el estadio Chateau Carreras y otros atractivos. Regresamos al hotel una vez finalizado el circuito.

Día 17 - Villa Carlos Paz

Día libre para descansar o realizar actividades opcionales o para ir a visitar Villa Carlos Paz. Se puede realizar kayak en Los Molinos, efectuar una cabalgata serrana, hacer trekking por el Parque Nacional Quebrada del Condorito o hacer 4x4 Overland por las Altas Cumbres o al Cerro Champaqui.

Opcional - Villa Carlos Paz

Vamos a conocer Villa Carlos Paz, pasando primero por el pueblo serrano de La Calera, luego continuamos por la ruta bordeando las márgenes del río Suquía por el "Camino de las Cien Curvas" hasta aproximarnos al Dique San Roque. Nos detenemos para visitarlo, observando el vertedero y la hermosa visual que se tiene del lago. Continuamos nuestro camino subiendo hasta llegar a Villa Carlos Paz, que se encuentra sobre el Valle de Punilla, a orillas del Lago San Roque y a los pies de las Altas Cumbres. Es el lugar turístico más importante de la Provincia de Córdoba, fundada en 1915. Emprendemos la vuelta hasta la Ciudad de Córdoba tomando la Autopista Ingeniero Allende Posse.

Día 18 - El Camino de las Estancias Jesuíticas

Comenzamos nuestro periplo por los caminos cordobeses bien temprano por la mañana hacia la ciudad de Jesús María, siguiendo el mismo trazado del antiguo Camino Real al Alto Perú. Visitamos el Museo Jesuítico de Jesús María, una Estancia Jesuítica del siglo XVII, el Anfiteatro de Doma y Folklore, Colonia Caroya, que es un pueblo de inmigrantes italianos, famoso por la elaboración de embutidos y dulces. También entramos a la Casa Caroya, lugar donde operó la primer fábrica de armas blancas, que data de principios del siglo XIX. En la Casa Caroya se alojaron el Gral Belgrano y el Gral. Don José de San Martín, Padres de la Patria. Luego vamos a la Iglesia y Estancia Santa Catalina para continuar más tarde hasta la localidad de Ascochinga. Siguiendo en dirección sur se conoce El Manzano, Salsipuedes y Río Ceballos. Finalmente emprendemos la vuelta a la ciudad de Córdoba.

A mediados del año 2000, la Unesco recomendó designar como Patrimonio de la Humanidad al llamado Camino de las Estancias y la Manzana Jesuítica de Córdoba. Los monumentos que se encuentran en este trayecto definen los orígenes, avance y consolidación de la obra de la Compañía de Jesús en todo Sudamérica. Este sistema de monumentos lo constituyen: La Manzana Jesuítica de Córdoba en conjunto con la Iglesia de la Compañía de Jesús, el Rectorado de la Universidad Nacional y el Colegio Monserrat. Pero en el Camino de las Estancias, encontramos otras obras que forman parte de este sistema, como ser, la Estancia Santa Catalina, La Capilla de Candonga, La Casa del Virrey Liniers (Ex-Estancia de Alta Gracia) y la Estancia de La Candelaria. Todos estas obras arquitectónicas son fiel testimonio del sistema socio-económico, cultural y religioso de Córdoba, en casi más de 200 años. Sistemas contextuales como éste, podemos ver sólamente otro en las Misiones Jesuíticas de la provincia de Misiones. Este sistema territorial hasta el día de hoy conserva su integridad y fue fundamental en la estructura y mantenimiento de la organización cultural de España en Sudamérica.

Día 19 - Valle de Calamuchita

Partimos hacia el Valle de Calamuchita, en dirección a la ciudad de Alta Gracia, distante a 35 kilómetros de la capital provincial. Alta Gracia se asienta sobre el Valle de Paravachasca, es un sitio turístico por excelencia donde antiguamente se encontraba una estancia jesuítica. Una vez arribamos vamos justamente a visitar el Museo Estancia Jesuítica y Casa del Virrey Liniers que data del año 1588, el característico Tajamar, también hecho por los jesuitas en 1643 como reserva acuífera para el riego de los cultivos, que finalizando creando una laguna. La ruta de viaje continúa atravesando diferentes pueblos serranos que se encuentran por todo el valle, como Anisacate, Villa La Bolsa, La Serranita, Villa Ciudad de América, siguiendo por la atractiva senda montañosa llegamos a Dique Los Molinos. Continuamos el itinerario hasta Villa General Belgrano, ubicada sobre el Valle de Calamuchita. Se caracteriza por su arquitectura bávara, producto de la inmigración germana en su gran mayoría, además de suizos, italianos y austríacos. Su entorno natural es realmente muy bello, donde observamos bosques de coníferas y robles acompañados de arroyos que definen el paisaje serrano. En horas de la tarde volvemos a la Ciudad de Córdoba.

Día 20 - Traslasierra, Camino de las Altas Cumbres: Mina Clavero & Cura Brochero Desayuno en el Hotel.

Dejamos la capital cordobesa tomando el mismo camino que nos lleva a Villa Carlos Paz. Luego de dejar atrás Carlos Paz, avanzamos hasta San Antonio de Arredondo e Icho Cruz para ingresar en el Camino de las Altas Cumbres. El viaje atraviesa Copina, La Pampilla y El Cóndor, punto más alto del itinerario. En el trayecto observamos la Pampa de Achala que se extiende en la inmensidad de las Sierras de Córdoba, definiendo el típico paisaje agreste de la región. Es una zona muy escarpada con muy poca vegetación, que se encuentra en los 1.500 m.s.n.m. La forman las Cumbres de Achala y la Sierra de Comechingones, se trata de una zona de profundas quebradas, siendo la más importante la Quebrada del Condorito. En la naciente del río Mina Clavero nos detenemos. Seguimos la travesía descendiendo hasta llegar al pueblo homónimo, que es el centro turístico del Valle de Traslasierra, característico por sus paisajes naturales y sus bellas playas. Conocemos también el pueblo de Cura Brochero, siguiendo hasta Nono, Las Rabonas y Los Hornillos. Cura Brochero debe su nombre a José Gabriel Brochero, más conocido como el Cura Gaucho. La vuelta nos regala una vista muy atrapadora del Dique la Viña, finalmente regresamos a Córdoba.

Día 21 - Buenos Aires

Desayuno en el hotel. Traslado al Aeropuerto de la Ciudad de Córdoba. Recepción y traslado desde el Aeropuerto Metropolitano de la Ciudad de Buenos Aires al Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Fin de nuestros servicios.


Consultar Reservar Descargar PDF