Córdoba & Noroeste

Un nuevo programa que junta Córdoba y el Noroeste de Argentina, dirigiéndonos hacia la Ciudad de Córdoba, para conocer el Camino de las Estancias Jesuíticas y La Cumbrecita. Más tarde seguimos en dirección norte para llegar a Tucumán para hacer el Circuíto Grande, ver las Ruinas de los Quilmes, llegar a Cafayate y Salta. Dejamos Salta para avanzar hacia el norte y disfrutar del encanto de la Quebrada de Humahuaca hasta la Quiaca.

Córdoba & Noroeste en 14 días

14 días - 13 noches

Viaje a Córdoba haciendo el Camino de las Estancias Jesuíticas, seguimos al Noroeste

Córdoba & Noroeste en 14 días

14 días - 13 noches

  • Alojamiento Base Doble con Desayuno de acuerdo a la categoría de hotel seleccionada
  • Traslados detallados en el itinerario
  • Excursiones regulares detalladas en el itinerario (excepto opcionales)
  • Tickets Aéreos de Cabotaje
  • Guía Bilingüe Español Inglés
  • Coordinación Permanente

Día 1 - Llegada a Buenos Aires

Recepción en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y traslado al Aeroparque Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires para tomar el vuelo a la Ciudad de Córdoba. Recepción en el Aeropuerto de Córdoba y traslado al hotel.

Día 2 - Conociendo Córdoba

Comenzamos nuestra recorrida por la ciudad de Córdoba. Observamos durante la excursión la influencia arquitectónica de los años coloniales, que contrastan con los diseños modernos. Los lugares de interés donde arribamos son la Plaza San Martín, que es la antigua Plaza Mayor, para hacer una caminata hacia el casco histórico y cultural de la ciudad, que hoy es microcentro.

Se destaca la Catedral, el Cabildo, el Convento Santa Catalina, la Cripta del Noviciado, el Oratorio del Obispo Mercadillo, la Iglesia de la Compañía de Jesús fundada por San Ignacio de Loyola que se encuentra sobre la Manzana Jesuítica en pleno centro, el Colegio Nacional Monserrat que es el segundo más antiguo de la Argentina, después del Colegio de la Inmaculada Concepción en Santa Fé, data del año 1687. En él funcionó la primer imprenta del país.

El viaje sigue hasta la Iglesia del Sagrado Corazón de los Padres Capuchinos que se destaca por su arquitectura neogótica diseñada por el italiano Augusto Ferrari, luego avanzamos hasta el barrio Nueva Córdoba, el Parque Sarmiento, Ciudad Universitaria hasta llegar al centro de la urbe. Finalmente pasamos por el estadio Chateau Carreras y otros atractivos. Regresamos al hotel una vez finalizado el circuito.

Día 3 - La Cumbrecita

Vamos a recorrer otros de los encantos de Córdoba: El Valle de Calamuchita. Avanzamos por el camino de montaña hasta llegar al Dique Los Molinos, donde podemos tomar buenas fotografías, gracias a la excelente vista panorámica. Llegamos a Villa General Belgrano, población con mayoría de habitantes de origen teutónico. Desde allí vamos hacia la Cumbrecita, tomando un camino montañoso, llegamos hasta esta aldea que se encuentra en el medio de las Sierras Grandes. La Cumbrecita tiene raíces diversas, especialmente suizo-alemanas y con una arquitectura alpina muy bien definida, se encuentra inmersa en hermosos bosques de coníferas y regada por cascadas que demarcan un paisaje único. Es un verdadero lugar para el descanso. Visitamos el Peñón del Aguila, donde hay una conjunción perfecta de naturaleza vírgen, bosques, ríos y quebradas con la aventura alpina, ya que hay un circuíto preparado para el canopy y tirolesas. Al atardecer volvemos de regreso al hotel.

Día 4 - El Camino de las Estancias Jesuíticas

Comenzamos nuestro periplo por los caminos cordobeses bien temprano por la mañana hacia la ciudad de Jesús María, siguiendo el mismo trazado del antiguo Camino Real al Alto Perú. Visitamos el Museo Jesuítico de Jesús María, una Estancia Jesuítica del siglo XVII, el Anfiteatro de Doma y Folklore, Colonia Caroya, que es un pueblo de inmigrantes italianos, famoso por la elaboración de embutidos y dulces. También entramos a la Casa Caroya, lugar donde operó la primer fábrica de armas blancas, que data de principios del siglo XIX. En la Casa Caroya se alojaron el Gral Belgrano y el Gral. Don José de San Martín, Padres de la Patria. Luego vamos a la Iglesia y Estancia Santa Catalina para continuar más tarde hasta la localidad de Ascochinga. Siguiendo en dirección sur se conoce El Manzano, Salsipuedes y Río Ceballos. Finalmente emprendemos la vuelta a la ciudad de Córdoba.

A mediados del año 2000, la Unesco recomendó designar como Patrimonio de la Humanidad al llamado Camino de las Estancias y la Manzana Jesuítica de Córdoba. Los monumentos que se encuentran en este trayecto definen los orígenes, avance y consolidación de la obra de la Compañía de Jesús en todo Sudamérica. Este sistema de monumentos lo constituyen: La Manzana Jesuítica de Córdoba en conjunto con la Iglesia de la Compañía de Jesús, el Rectorado de la Universidad Nacional y el Colegio Monserrat. Pero en el Camino de las Estancias, encontramos otras obras que forman parte de este sistema, como ser, la Estancia Santa Catalina, La Capilla de Candonga, La Casa del Virrey Liniers (Ex-Estancia de Alta Gracia) y la Estancia de La Candelaria. Todos estas obras arquitectónicas son fiel testimonio del sistema socio-económico, cultural y religioso de Córdoba, en casi más de 200 años. Sistemas contextuales como éste, podemos ver sólamente otro en las Misiones Jesuíticas de la provincia de Misiones. Este sistema territorial hasta el día de hoy conserva su integridad y fue fundamental en la estructura y mantenimiento de la organización cultural de España en Sudamérica.

Día 5 - De Córdoba a Tucumán

Desayuno en el Hotel. Seguimos avanzando hacia el norte de la Argentina, para llegar a nuestro nuevo destino: San Miguel del Tucumán. Aprovechamos la tarde para descansar.

Día 6 - El Cadillal, Raco, El Siambón, San Javier & Villa Nougués

Desayuno en el Hotel. Saldremos desde la capital de Tucumán para realizar el Circuito Grande, pasando por localidades representativas de la provincia, yendo por Ruta Nacional 9 hasta ingresar a Tafí Viejo. Nos desviaremos en el Km 20 para visitar el Dique Celestino Gelsi, ubicado en la localidad de El Cadillal, y su villa veraniega. Accederemos a este lago de gran belleza que abarca 1400 hectáreas, donde nos veremos rodeados de montañas, signo de las últimas elevaciones de la Sierra de Medina, ideal para practicar deportes de aventura, como kayak, ski acuático, buceo, entre otras, como trekking por los senderos en la selva y para refrescarse durante los meses de calor.

Continuamos hacia las villas de Raco y El Siambón, la primera localizada a 48 km de la ciudad tucumana, cuyo origen data del siglo XVII, pequeña ciudad pintoresca que es atravesada por el Río Raco, y que cuenta con un club para hacer diversas actividades. A los pocos kilómetros, nos encontramos con El Siambón, otra hermosa localidad marcada por sus suaves relieves serranos verdes en armonía con el azul del cielo y sus lindas casas, aquí se encuentra el Monasterio de los Monjes Benedictinos, construido en 1955.

Luego de hacer una visita por estas localidades, nos dirigiremos hacia la villa de San Javier, poblado ubicado a 1150 metros sobre el nivel del mar, que encierra un lugar de relax en medio de la naturaleza, como en el Parque Sierra de San Javier, donde se pueden practicar actividades como parapente, trekking, cabalgatas, entre otras. Podremos apreciar, antes de llegar al Parque, una zona de residencias hermosas. Luego, visitaremos el Cerro San Javier, donde podremos tener una vista hermosa de los alrededores y el Cristo Bendicente, con una altura de 28 metros de altura. Seguiremos hasta Villa Nogués, una localidad también pintoresca por encontrarse en medio de valles y zonas de yungas selváticas que enmarcan esta hermosa región. Luego, regresaremos para San Miguel de Tucumán.

Día 7 - Tucumán - Tafi del Valle - Ruinas de los Indios Quilmes - Cafayate

Nos prepararemos para comenzar esta excursión que nos llevará a recorrer Tafí del Valle, las Ruinas de los Aborígenes Quilmes y por último, llegaremos a Cafayate. Nos dirigiremos por la ruta nacional 38 para visitar, como primer punto, las Ruinas Jesuíticas de San José de Lules, conformado por una capilla y un convento fundados por los jesuitas en el año 1670. Seguiremos nuestro recorrido, pasando por Famaillá, Acheral y Santa Lucía que es el camino que nos lleva para Tafí del Valle, y durante el cual podremos ir observando los campos de cultivo de caña de azúcar, citrus y otros frutos.

Ya a los pocos kilómetros, estaremos ingresando a la Quebrada de Los Sosa, viajaremos por el camino de cornisa, que nos ofrece una visión espectacular de la vegetación selvática tucumana y durante el mismo, pasaremos por parajes como el Indio, Fin del Mundo y la Heladera, que atraen por sus geoformas curiosas. Continuamos ascendiendo y a medida que lo hacemos, notaremos el cambio de paisaje, ya comienza a aparecer una vegetación más baja, entre sauces, pinos y alisos que dan un toque especial y hermoso al cuadro de cerros verdes, cruzando arroyos en un cielo celeste admirable. Nos preparamos ya para ingresar al valle, ofreciéndonos una postal verde inmensa frente a nosotros, para dirigirnos a El Mollar, una villa turística de la provincia tucumana, que fue un asentamiento arqueológico muy importante, donde se han descubierto, en el siglo XX, las ruinas de una antigua civilización que data de 300 años a.C.

Estaremos rodeados de naturaleza pura, con permanentes paisajes verdes; seguiremos para observar el Dique La Angostura, un espejo de agua magnífico, un sitio ideal para la práctica de deportes acuáticos y de aventura. Veremos ante nosotros el "pueblo de entrada espléndida", como lo llamaran los diaguitas, una comunidad aborigen que habitó estas tierras cientos de años atrás, que es lo que significa "Tafí". Allí, visitaremos la Iglesia Jesuítica de La Banda, una reliquia colonial sencilla que data de principios del siglo XVIII.

De allí, seguiremos hacia Abra del Infiernillo, un solitario camino entre el valle de Tafí y los valles calchaquíes, donde podremos observar animales como llamas y ovejas, y que también es hábitat de algunos animales en peligro de extinción como gato andino y la taruca. Atravesando el Abra y yendo hacia Ampimpa, podremos observar cardones a nuestros costados, un balcón natural del Valle de Yocavil o Santa María, desde donde podremos avistar el pueblo de Amaicha del Valle, a pocos kilómetros. En ésta última, habita la única comunidad indígena del noroeste, la cultura diaguita, fabricantes de pieza únicas y localidad famosa por sus exquisitos vinos pateros, alfajores, turrones y quesillos.

Cruzando el Río Yocavil, entraremos a las Ruinas de los Quilmes, los restos del mayor asentamiento precolombino de la Argentina, el nombre se debe a que, cuando fueron derrotados por los españoles, fueron obligados a recorrer miles de kilómetros hasta llegar a Buenos Aires, a la localidad que ahora lleva su nombre. Haremos una visita al museo y a continuación, la fortaleza construida por esta comunidad. Pasaremos por El Bañado, Colalao del Valle. Continuamos por el pueblo de Tolombón para ingresar a Cafayate. Podremos ir observando, a medida que avanzamos, que pasamos de paisajes áridos a campos de viñedos, ya nos encontramos en tierras cafayateñas. Dormiremos en Cafayate.

Día 8 - Valles Calchaquíes - Por Cafayate

Continuaremos nuestro viaje desde Cafayate, visitando los Valles Calchaquíes. Visitaremos la Catedral de Nuestra Señora del Rosario en contraste con los cerros de fondo de varias tonalidades, y luego recorreremos las bodegas más tradicionales de esta hermosa ciudad entre valles y cerros de un impactante color verde, que es la más importante de los Valles Calchaquíes destacada, sobretodo, por sus vinos torrontés, un lugar ideal por su temperatura y humedad para el desarrollo de este tipo de uva de un sabor dulce y frutado, junto con sus quesos de cabra. El nombre de la ciudad se debe al de un antiguo asentamiento aborigen, cuyo significado es "Sepultura de las penas".

Tendremos el placer de poder degustar vinos de algunas bodegas. Seguimos, para visitar el Museo Arqueológico, lugar donde se encuentra gran cantidad de objetos que pertenecieron a poblaciones aborígenes y ha motivado a que se hicieran muchas investigaciones, excavaciones, restauración y exhibición de los mismos.

Nos maravillaremos al entrar en terreno de formas curiosas y muy llamativas, pasando Quebrada de las Conchas, donde podremos ver figuras como la Garganta del Diablo, el Anfiteatro, maravilloso sitio donde se puede escuchar el eco de cualquier sonido perfectamente y donde se llevan a cabo varios festivales de folklore, el Obelisco que forma un solitario peñasco, los Castillos de un rojo intenso que recuerda a los castillos de la época medieval, la Yesera con sus formaciones de arenisca claras, la Casa de los Loros ya que las paredes de piedra tienen orificios que son el hábitat de grandes bandadas de loros durante el verano, el Fraile, el Sapo y la impresionante Garganta del Diablo salteña, con forma de tráquea humana y también llamada así por su coloración.

Haremos una parada en Alemanía, una población solitaria, imposible de no detenernos para admirar sus viejas casones entre sus verdes cerros, en la estación de trenes que ya no se usa más, ahora podremos observar las hermosas obras de artesanos que invitan a llevarnos un lindo recuerdo de este pueblo. Nos prepararemos para descender por los valles.

Llegaremos al Dique Cabra Corral, cerca de Coronel Moldes, un sitio ideal para la práctica de deportes náuticos, pasaremos por poblaciones donde se desarrolla la actividad agrícola-ganadera como El Carril, donde se encuentran varias empresas acopiadoras de tabaco así como también se pueden apreciar plantaciones de higueras, nogales y durazneros, La Merced con sus calles limpias y sus espacios verdes la hacen muy pintoresca, y Cerrillos. Todas estas localidades pertenecen al Valle de Lerma, de donde se dice, según las leyendas que han surgido, que hay tesoros que provienen de minas, que fueron encontrados y que están ocultos en algún lugar entre los cerros. Seguiremos rumbo a la ciudad de Salta, pasando por imponentes paisajes cambiantes a cada curva con magníficos coloridos como el rojizo de los cerros, el ocre del pasto seco, el gris de las piedras y el verde de los cactus. Dormiremos en Salta.

Día 9 - Salta - City Tour

Comenzaremos nuestro tour por la ciudad desde la bonita Plaza 9 de Julio, llamativa por sus canteros adornados con gran colorido y sus árboles frutales que dejan su fragancia en el aire salteño. Desde la plaza podremos tener una primera visión de la historia y su pasado colonial, ya que estaremos rodeados de sus edificios antiguos, como el Cabildo, la Catedral, la Iglesia de San Francisco, el Convento de San Bernardo de la Monjas Carmelitas, uno de los edificios más antiguos de la ciudad y la puerta que da entrada al convento fue hecha de madera de algarrobo tallada a manos por nativos en el año 1762; sus antiguas casas completan el casco histórico, que hoy en día son monumentos de gran importancia. De allí nos dirigiremos hacia el imponente y más reconocido cerro de la ciudad salteña: el Cerro San Bernardo. Antes de llegar hasta él, pasearemos por sus calles, llegando al monumento de Güemes, un general argentino conocido por sus ideales de libertad, su desprecio al materialismo y su amor a la Patria.

Llegaremos al Parque San Martín, donde se encuentra la estación de teleféricos, el medio por el que ascenderemos al Cerro para tener una impresionante panorámica de la ciudad y alrededores, con los cerros de fondo. Luego, continuaremos hacia un lugar realmente encantador, elegido por los turistas por sus maravillosos atractivos naturales y actividades diversas por hacer: la villa veraniega de San Lorenzo, donde se encuentra la Quebrada, un sitio ideal para pasar el día a orillas del río, escuchando su relajante sonido. El camino nos conduce entre jardines floreados, mansiones, castillos, rodeados por lomadas y donde se pueden realizar cabalgatas, trekking y pic-nic. Volveremos para la ciudad, pasando primero por el Mercado Artesanal, donde podremos adquirir recuerdos de esta hermosa ciudad, tales como piezas en plata y cerámica, tejidos rústicos de lana de llama, artesanías en cuero, entre otros.

Día 10 - Travesía a las Nubes - Salinas Grandes & Purmamarca

Recorreremos el camino que hace el Tren a las Nubes, incluso visitando las Salinas Grandes hasta Purmamarca. La primer localidad que atravesaremos en nuestro recorrido es Campo Quijano, una tranquila localidad, destacada por el Dique Las Lomitas, obteniendo hermosas vistas de sus campos y verdes cerros como el paisaje del Río Arenales en El Encón, se trata de un tradicional pueblo en el Valle de Lerma, conocido por ser la puerta de acceso hacia la Puna, por donde pasan las vías del Tren a las Nubes. Seguimos nuestro camino pasando por el Río Blanco, rodeado de pura naturaleza, llegaremos a Quebrada del Toro, que se extiende hasta Puerta Tastil, una pequeña ciudad precolombina que tuvo su mayor desarrollo en el siglo XIV y luego, desapareció misteriosamente, en este pueblo aparece nuevamente el Río Blanco bordeando el camino.

La ciudad prehispánica de Tastil representa la "puerta" de acceso a la Quebrada de las Cuevas, en donde podremos encontrar las Ruinas arqueológicas de Tastil. Seguiremos por Abra Blanca, que se encuentra a 4080 metros sobre el nivel del mar hasta San Antonio de los Cobres, una pequeña ciudad que se encuentra a aproximadamente 4.000 metros sobre el nivel del mar, famosa por celebrarse allí la Fiesta Nacional de la Pachamama (Madre Tierra) y por ser el punto culminante del paseo en el Tren a las Nubes.

Continuaremos por la Ruta 40 hacia las Salinas Grandes, ya en Jujuy, que se encuentran a 3450 metros sobre el nivel del mar, en promedio. Éstas se extienden por la región denominad Puna Jujeña. El origen de las salinas datan de entre 5 y 10 millones de años atrás, en cuyo período la cuenca de este salar se cubrió de agua con una importante cantidad de sales por la actividad volcánica y, de a poco, la evaporación de estas aguas dio lugar a este gran salar, que es un espectáculo para los ojos, por el contraste que forma con el cielo. Bajaremos por la Cuesta de Lipán llegando al pueblo de Purmamarca, ubicado al pie del Cerro de los Siete Colores.

Nota: Dependiendo de la fecha del año se puede viajar en el Tren a las Nubes o hacer el Safari a las Nubes que hace un recorrido parecido.

Día 11 - Quebrada de Humahuaca desde San Salvador de Jujuy

Hoy no es un día más, recorrer la Quebrada de Humahuaca es descubrir un paisaje con una diversidad de colores y formas, nos remontamos al pasado geológico de más de 60 millones de años. El camino a la quebrada manifiesta la riqueza cultural prehispánica y la convivencia con las actuales culturas, originando un extraordinario patrimonio. Abandonamos San Salvador de Jujuy comenzando nuestro viaje a 1.200 metros sobre el nivel del mar. El primer pueblo que vamos a ver es Tumbaya, donde se destacan su plaza e iglesia. Luego seguimos hacia Purmamarca, con la presencia del Cerro de Siete Colores, el Paseo de Los Colorados, la Plaza de Artesanos y la Iglesia.

Continuamos nuestro sendero hacia el norte, en el trayecto podremos observar la presencia del Volcán del Yacoraite y la cadena Los Amarillos. Ya en la localidad de Humahuaca, recibimos la bendición de San Francisco, desde el reloj del cabildo. Ascendemos al Monumento a los Héroes de la Independenciay vamos a la Iglesia. Opcionalmente podemos almorzar presenciado un show folkorico.

Ya emprendiendo el regreso a la tarde, viajamos hacia Uquía para ver su Iglesia, con prevalece un altar de oro y cuadros de Cuzco de los Angeles Arcabuceros, podemos conocer un artesano especialista en cerámica y llegar hasta una Reserva de Vicuñas. En Huacalera nos detenemos para sacarnos una foto en el Trópico de Capricornio y en Tilcara, disfrutramos de las Ruinas del Pucará, del Museo de Arqueología y de su Iglesia. La parada final la haremos en Maimará, para gozar de la presencia del Cerro Paleta del Pintor, además de visitar su cementerio de altura.

Día 12 - Conociendo San Salvador de Jujuy, La Tacita de Plata - Lagunas de Yala & Termas de Reyes

Saldremos a visitar el Casco Histórico de la ciudad, visitando la Iglesia San Francisco, el Museo Lavalle, la Casa de Gobierno y el salón de la Bandera. La Casa de Gobierno opera en un hermoso palacio francés. También conoceremos la vieja estación, el paseo de los artesanos y los barrios residenciales como Los Perales, barrios de calles desiguales donde observaremos antiguas casonas coloniales con sus ventanas típicas de la época de la colonia y patios con sus aljibes en el centro. Finalizaremos nuestro recorrido en Alto La Viña, donde descubriremos el Museo Arqueológico Jorge Pasquini López, donde podremos observar un mirador único y gozar del paisaje que nos regala esta bella ciudad norteña.

Viajaremos desde San Salvador hacia las Lagunas de Yala que se encuentran apenas a 20 km de la ciudad. Se trata de seis lagunas situadas en un marco natural imponente rodeadas de exuberante verde a una altura superior a los 2.000 metros, rodeadass de un bosque de alisos y pinos. Ascenderemos por un camino de cornisa, antes pasaremos por un coto de pesca de truchas.

Las lagunas forman parte del Parque Provincial Potrero de Yala y pertenecen a la Reserva de la Biósfera, una de las regiones protegidas de Jujuy de todo el Noroeste. Yala es ideal para la práctica del deporte aventura y el ecoturismo, también para la pesca deportiva. Esta región pertenece a la zona de los Valles jujeños y tiene mucha similitud con el Parque Nacional Calilegua. Más tarde abandonaremos Yala para ir hacia Reyes, en un recorrido muy pintoresco y singular hasta desembocar en el mirador de Reyes donde se podrá observar con una vista panorámica espectacular la Quebrada homónima.

Día 13 - La Quiaca, Abra Pampa, Yavi & Villazón

En el extremo norte de la Argentina se encuentran tierras milenarias que atesoran leyendas de un antiguo marquesado, situado en verde oasis en pleno altiplano jujeño, justo en la frontera con nuestro hermano país de Bolivia y camino al Cuzco, combinando tradición, paisajes y comercio. Atravesaremos lo que nos resta de la Quebrada de Humahuaca, desde Tilcar, continuamos por Humahuaca y luego el Espinazo del Diablo, en Tres Cruces, para llegar al extremo norte de la Argentina, La Quiaca. Antes, en Abra Pampa iremos a conocer la Comunidad de Mujeres aborígenes de la Puna. Visitaremos la ciudad y luego iremos hacia Yavi, a 16 km de La Quiaca, conocida por su histórica capilla que tiene un hermoso altar y retablo que se encuentra tallado a mano y laminado en oro.

El Museo de La Casa del Marquez y el viejo Molino son el fiel reflejo de los vestigios de este antiguo marquesado. En Yavi Chico con ayuda de los baqueanos (gente de la zona con vasta experiencia) se pueden ver antigales de la época pre-hispánica. Visitamos el sitio arqueológico de la Laguna Colorada, que se halla detrás del cordón montañoso de Los Ocho Hermanos, en este lugar se conservan petroglifos de diferente culturas de la región.

La Quiaca se encuentra en la frontera con Bolivia, unida con la ciudad boliviana de Villazón por medio de un puente internacional. A principios del siglo XX llegó el ferrocarril desde la Puna hasta la frontera, donde se construyó la estación limíte y un viaducto formado por tres arcos sobre el río de la Quiaca. La Quiaca se ha desarrollado con el correr del tiempo, adquiriendo relevancia desde mediados del siglo XX. La Quiaca es lugar de un tránsito incesante de habitantes del Altiplano Andino, típicos con su vestimenta puneña. Próximo a La Quiaca encontraremos otra ciudad de relevancia del noroeste argentino, Yavi, rica por su alto contenido histórico. Finalmente cruzaremos el puente internacional para ir a conocer Villazón, en territorio boliviano.

Día 14 - Buenos Aires

Desayuno en el Hotel. Traslado al Aeropuerto de San Salvador de Jujuy. Recepción y traslado desde el Aeropuerto Metropolitano de la Ciudad de Buenos Aires al Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Fin de nuestros servicios.


Consultar Reservar Descargar PDF