Norte de Argentina Full

Un itinerario por el Norte de Argentina que incluye San Pedro de Atacama en Chile. Comenzamos nuestra ruta de viaje por Tucumán, visitando Tafí del Valle y las Ruínas de los Indios Quilmes, luego continuamos ya en tierra salteña dando la famosa Vuelta por los Valles Calchaquíes y descubriendo el Tren a las Nubes. Viajamos a San Pedro de Atacama y al regreso nos internamos en el provincia de Jujuy para maravillarnos con la Quebrada de Humahuaca llegando hasta la Quiaca. La frutilla del viaje por el norte son las imponentes Cataratas del Iguazú.

Norte de Argentina en 21 días

21 días - 20 noches

Viaje a Tucumán, Salta, Jujuy, Desierto de Atacama y Cataratas del Iguazú

Norte de Argentina en 21 días

21 días - 20 noches

  • Alojamiento Base Doble con Desayuno de acuerdo a la categoría de hotel seleccionada
  • Traslados detallados en el itinerario
  • Excursiones regulares detalladas en el itinerario (excepto opcionales)
  • Tickets Aéreos de Cabotaje
  • Guía Bilingüe Español Inglés
  • Coordinación Permanente

Día 1 - Conociendo Tucumán

Traslado del Aeropuerto Internacional de Ezeiza al Aeropuerto Metropolitano de la Ciudad de Buenos Aires. Recepción en el Aeropuerto de San Miguel de Tucumán y traslado al hotel.

Comenzaremos visitando el centro histórico y sus alrededores, con lugares llenos de historia que se reflejan en sus edificios y construcciones. La Plaza Independencia es nuestro punto de partida, para dirigirnos a la Casa de Gobierno y todas las casas históricas que la rodean.

Luego, iremos hacia la Catedral, la Iglesia y el Convento de San Francisco, monumento nacional por las reliquias que conserva, como la primera bandera nacional enarbolada en Tucumán en 1814, entre otras; la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced de estilo neoclásico con un interior simple, el Museo Histórico Provincial Nicolás Avellaneda, que resulta ser la casa donde él vivió así como también otros personajes políticos del siglo XIX, la Iglesia y Convento de Santo Domingo, entre otros edificios y casas representativas. Una vez finalizado nuestro recorrido por el casco histórico de la ciudad tucumana, continuaremos hacia el Parque 9 de Julio, diseñado por Carlos Thays, paisajista francés, que cuenta con un bellísimo reloj hecho de flores, colorido y caminos para pasear entre árboles.

Luego, iremos al Museo de la Industria Azucarera "Casa del Obispo Colombres", que nos enseñará la historia de la industria del azúcar en la provincia desde sus inicios artesanales. Seguimos hacia la zona más distinguida de la ciudad de Tucumán, Plaza Urquiza que se destaca por sus senderos y los espacios que utiliza la gente para patinar o andar en bicicleta y que es un espacio verde para descansar, con un estilo francés a su alrededor; el Teatro San Martín, la Legislatura y el Casino. Plaza Alberdi, otro espacio verde con su césped y bancos bien conservados, la cual queda frente a la Estación Terminal del Ferrocarril General Mitre que será nuestro último punto del recorrido.

Día 2 - El Cadillal, Raco, El Siambón, San Javier & Villa Nougués (Circuito Grande)

Desayuno en el Hotel. Saldremos desde la capital de Tucumán para realizar el Circuito Grande, pasando por localidades representativas de la provincia, yendo por Ruta Nacional 9 hasta ingresar a Tafí Viejo. Nos desviaremos en el Km 20 para visitar el Dique Celestino Gelsi, ubicado en la localidad de El Cadillal, y su villa veraniega. Accederemos a este lago de gran belleza que abarca 1400 hectáreas, donde nos veremos rodeados de montañas, signo de las últimas elevaciones de la Sierra de Medina, ideal para practicar deportes de aventura, como kayak, ski acuático, buceo, entre otras, como trekking por los senderos en la selva y para refrescarse durante los meses de calor.

Continuamos hacia las villas de Raco y El Siambón, la primera localizada a 48 km de la ciudad tucumana, cuyo origen data del siglo XVII, pequeña ciudad pintoresca que es atravesada por el Río Raco, y que cuenta con un club para hacer diversas actividades. A los pocos kilómetros, nos encontramos con El Siambón, otra hermosa localidad marcada por sus suaves relieves serranos verdes en armonía con el azul del cielo y sus lindas casas, aquí se encuentra el Monasterio de los Monjes Benedictinos, construido en 1955.

Luego de hacer una visita por estas localidades, nos dirigiremos hacia la villa de San Javier, poblado ubicado a 1150 metros sobre el nivel del mar, que encierra un lugar de relax en medio de la naturaleza, como en el Parque Sierra de San Javier, donde se pueden practicar actividades como parapente, trekking, cabalgatas, entre otras. Podremos apreciar, antes de llegar al Parque, una zona de residencias hermosas. Luego, visitaremos el Cerro San Javier, donde podremos tener una vista hermosa de los alrededores y el Cristo Bendicente, con una altura de 28 metros de altura. Seguiremos hasta Villa Nogués, una localidad también pintoresca por encontrarse en medio de valles y zonas de yungas selváticas que enmarcan esta hermosa región. Luego, regresaremos para San Miguel de Tucumán.

Día 3 - Feria de Simoca, las Ruinas Jesuíticas de Lules & San Pedro de Colalao

Desayuno en el hotel. Todos los sábados salimos al amanecer desde San Miguel de Tucumán para ir a la conocida Feria de Simoca, la gente va llegando de distintos pueblos cercanos en caravanas de sulkys y carros, a comprar, vender, intercambiar trabajos o sólamente para disfrutar del espectáculo que es la feria en sí, cerca del mediodía se prueba la gastronomia típica de la zona. Luego vamos hacia las Ruinas de San José de Lules.

Por la tarde vamos por los caminos rodeados de plantaciones citrícolas con el objetivo de ir a conocer a San Pedro de Colalao para disfrutar de sus sitios arqueologicos, senderos ideales para realizar extensas caminatas y disfrutar de actividades de turismo aventura. En San Pedro de Colalo se puede visitar la parroquia de la villa, el casco viejo, la plaza Leocadio Paz, la gruta de la Virgen de Lourdes y la reserva fitozoologica.

En las proximidades se establecieron en otros tiempos de la antigua Cultura La Candelaria; San Pedro de Colalao debe su nombre de la época prehispánica, parcialidad pazioca denominada colalao (la desinencia ao, en lule, significa pueblo, kolal, significa jefe o autoridad principal). Durante el siglo XVII se funda la encomienda española San Pedro de Colalao y para fines del siglo XIX empiezan a edificarse las primeras casas de los criollos tucumanos. El pueblo está muy próximo a los Valles Calchaquíes, sobre la Quebrada del río Tipas, sus casas son de afines del siglo XIX y sus calles presentan árboles con moreras y tarcos y sus habitantes la gran mayoría son gauchos criollos.

Nota: La Feria de Simoca funciona los días sábados, el resto de los días vamos a visitar las Ruínas Jesuíticas de San José de Lules y a San Pedro de Colalao.

Día 4 - Tucumán - Tafi del Valle - Ruinas de los Indios Quilmes - Cafayate

Nos prepararemos para comenzar esta excursión que nos llevará a recorrer Tafí del Valle, las Ruinas de los Aborígenes Quilmes y por último, llegaremos a Cafayate. Nos dirigiremos por la ruta nacional 38 para visitar, como primer punto, las Ruinas Jesuíticas de San José de Lules, conformado por una capilla y un convento fundados por los jesuitas en el año 1670. Seguiremos nuestro recorrido, pasando por Famaillá, Acheral y Santa Lucía que es el camino que nos lleva para Tafí del Valle, y durante el cual podremos ir observando los campos de cultivo de caña de azúcar, citrus y otros frutos.

Ya a los pocos kilómetros, estaremos ingresando a la Quebrada de Los Sosa, viajaremos por el camino de cornisa, que nos ofrece una visión espectacular de la vegetación selvática tucumana y durante el mismo, pasaremos por parajes como el Indio, Fin del Mundo y la Heladera, que atraen por sus geoformas curiosas. Continuamos ascendiendo y a medida que lo hacemos, notaremos el cambio de paisaje, ya comienza a aparecer una vegetación más baja, entre sauces, pinos y alisos que dan un toque especial y hermoso al cuadro de cerros verdes, cruzando arroyos en un cielo celeste admirable. Nos preparamos ya para ingresar al valle, ofreciéndonos una postal verde inmensa frente a nosotros, para dirigirnos a El Mollar, una villa turística de la provincia tucumana, que fue un asentamiento arqueológico muy importante, donde se han descubierto, en el siglo XX, las ruinas de una antigua civilización que data de 300 años a.C.

Estaremos rodeados de naturaleza pura, con permanentes paisajes verdes; seguiremos para observar el Dique La Angostura, un espejo de agua magnífico, un sitio ideal para la práctica de deportes acuáticos y de aventura. Veremos ante nosotros el "pueblo de entrada espléndida", como lo llamaran los diaguitas, una comunidad aborigen que habitó estas tierras cientos de años atrás, que es lo que significa "Tafí". Allí, visitaremos la Iglesia Jesuítica de La Banda, una reliquia colonial sencilla que data de principios del siglo XVIII.

De allí, seguiremos hacia Abra del Infiernillo, un solitario camino entre el valle de Tafí y los valles calchaquíes, donde podremos observar animales como llamas y ovejas, y que también es hábitat de algunos animales en peligro de extinción como gato andino y la taruca. Atravesando el Abra y yendo hacia Ampimpa, podremos observar cardones a nuestros costados, un balcón natural del Valle de Yocavil o Santa María, desde donde podremos avistar el pueblo de Amaicha del Valle, a pocos kilómetros. En ésta última, habita la única comunidad indígena del noroeste, la cultura diaguita, fabricantes de pieza únicas y localidad famosa por sus exquisitos vinos pateros, alfajores, turrones y quesillos.

Cruzando el Río Yocavil, entraremos a las Ruinas de los Quilmes, los restos del mayor asentamiento precolombino de la Argentina, el nombre se debe a que, cuando fueron derrotados por los españoles, fueron obligados a recorrer miles de kilómetros hasta llegar a Buenos Aires, a la localidad que ahora lleva su nombre. Haremos una visita al museo y a continuación, la fortaleza construida por esta comunidad. Pasaremos por El Bañado, Colalao del Valle. Continuamos por el pueblo de Tolombón para ingresar a Cafayate. Podremos ir observando, a medida que avanzamos, que pasamos de paisajes áridos a campos de viñedos, ya nos encontramos en tierras cafayateñas. Dormiremos en Cafayate.

Día 5 - Valles Calchaquíes - Por Cafayate

Continuaremos nuestro viaje desde Cafayate, visitando los Valles Calchaquíes. Visitaremos la Catedral de Nuestra Señora del Rosario en contraste con los cerros de fondo de varias tonalidades, y luego recorreremos las bodegas más tradicionales de esta hermosa ciudad entre valles y cerros de un impactante color verde, que es la más importante de los Valles Calchaquíes destacada, sobretodo, por sus vinos torrontés, un lugar ideal por su temperatura y humedad para el desarrollo de este tipo de uva de un sabor dulce y frutado, junto con sus quesos de cabra. El nombre de la ciudad se debe al de un antiguo asentamiento aborigen, cuyo significado es "Sepultura de las penas".

Tendremos el placer de poder degustar vinos de algunas bodegas. Seguimos, para visitar el Museo Arqueológico, lugar donde se encuentra gran cantidad de objetos que pertenecieron a poblaciones aborígenes y ha motivado a que se hicieran muchas investigaciones, excavaciones, restauración y exhibición de los mismos.

Nos maravillaremos al entrar en terreno de formas curiosas y muy llamativas, pasando Quebrada de las Conchas, donde podremos ver figuras como la Garganta del Diablo, el Anfiteatro, maravilloso sitio donde se puede escuchar el eco de cualquier sonido perfectamente y donde se llevan a cabo varios festivales de folklore, el Obelisco que forma un solitario peñasco, los Castillos de un rojo intenso que recuerda a los castillos de la época medieval, la Yesera con sus formaciones de arenisca claras, la Casa de los Loros ya que las paredes de piedra tienen orificios que son el hábitat de grandes bandadas de loros durante el verano, el Fraile, el Sapo y la impresionante Garganta del Diablo salteña, con forma de tráquea humana y también llamada así por su coloración.

Haremos una parada en Alemanía, una población solitaria, imposible de no detenernos para admirar sus viejas casones entre sus verdes cerros, en la estación de trenes que ya no se usa más, ahora podremos observar las hermosas obras de artesanos que invitan a llevarnos un lindo recuerdo de este pueblo. Nos prepararemos para descender por los valles.

Llegaremos al Dique Cabra Corral, cerca de Coronel Moldes, un sitio ideal para la práctica de deportes náuticos, pasaremos por poblaciones donde se desarrolla la actividad agrícola-ganadera como El Carril, donde se encuentran varias empresas acopiadoras de tabaco así como también se pueden apreciar plantaciones de higueras, nogales y durazneros, La Merced con sus calles limpias y sus espacios verdes la hacen muy pintoresca, y Cerrillos. Todas estas localidades pertenecen al Valle de Lerma, de donde se dice, según las leyendas que han surgido, que hay tesoros que provienen de minas, que fueron encontrados y que están ocultos en algún lugar entre los cerros. Seguiremos rumbo a la ciudad de Salta, pasando por imponentes paisajes cambiantes a cada curva con magníficos coloridos como el rojizo de los cerros, el ocre del pasto seco, el gris de las piedras y el verde de los cactus. Dormiremos en Salta.

Día 6 - Conociendo Salta, La Linda

Comenzaremos nuestro tour por la ciudad desde la bonita Plaza 9 de Julio, llamativa por sus canteros adornados con gran colorido y sus árboles frutales que dejan su fragancia en el aire salteño. Desde la plaza podremos tener una primera visión de la historia y su pasado colonial, ya que estaremos rodeados de sus edificios antiguos, como el Cabildo, la Catedral, la Iglesia de San Francisco, el Convento de San Bernardo de la Monjas Carmelitas, uno de los edificios más antiguos de la ciudad y la puerta que da entrada al convento fue hecha de madera de algarrobo tallada a manos por nativos en el año 1762; sus antiguas casas completan el casco histórico, que hoy en día son monumentos de gran importancia. De allí nos dirigiremos hacia el imponente y más reconocido cerro de la ciudad salteña: el Cerro San Bernardo. Antes de llegar hasta él, pasearemos por sus calles, llegando al monumento de Güemes, un general argentino conocido por sus ideales de libertad, su desprecio al materialismo y su amor a la Patria.

Llegaremos al Parque San Martín, donde se encuentra la estación de teleféricos, el medio por el que ascenderemos al Cerro para tener una impresionante panorámica de la ciudad y alrededores, con los cerros de fondo. Luego, continuaremos hacia un lugar realmente encantador, elegido por los turistas por sus maravillosos atractivos naturales y actividades diversas por hacer: la villa veraniega de San Lorenzo, donde se encuentra la Quebrada, un sitio ideal para pasar el día a orillas del río, escuchando su relajante sonido. El camino nos conduce entre jardines floreados, mansiones, castillos, rodeados por lomadas y donde se pueden realizar cabalgatas, trekking y pic-nic. Volveremos para la ciudad, pasando primero por el Mercado Artesanal, donde podremos adquirir recuerdos de esta hermosa ciudad, tales como piezas en plata y cerámica, tejidos rústicos de lana de llama, artesanías en cuero, entre otros.

Día 7 - Valles Calchaquíes por Cachi

Haremos la vuelta por los Valles Calchaquíes, esta vez por Cachi, pasando en medio de paisajes extraordinariamente hermosos. Durante nuestro recorrido hacia esta ciudad con encanto, podremos observar hermosos puntos turísticos particulares, comenzando por Quebrada del Escoipe, una zona casi selvática recorrida por el río homónimo y que cruza varios puentes hasta llegar a Cuesta del Obispo. Esta última, también es una obra de la naturaleza, ya que comenzamos la subida por un camino zigzagueante y de cornisa, rodeándonos de cerros de impactante color verde, toda su vegetación que, en contraste con el cielo, lo hacen un panorama indescriptible.

El punto más alto en este tramo corresponde a Piedra del Molino, a 3348 metros sobre el nivel del mar y, desde la cual, tendremos una única panorámica de Quebrada del Escoipe. Unos dos kilómetros antes de llegar a Piedra del Molino, podremos apreciar el cartel que nos indica que estamos en el Parque Nacional Los Cardones que protege su vegetación, como Pastizales de Neblina, Monte, Puna, Alta Montaña. Entre la fauna se preservan especies como la taruca, vicuña, guanaco, puma, zorro colorado, gato montés, comadreja, quirquincho, cóndor, carpintero de los cardones, lagarto ututo, coral, yarará, entre otros.

Luego de pasar por el punto más alto, Piedra del Molino, llegaremos al Valle Encantado, un sitio donde se mezclan formas y colores y donde la acción del viento y el agua tallaron el paisaje en curiosas formas y relieves. Allí encontraremos una pequeña laguna y pinturas rupestres en cuevas y aleros. Por supuesto, si tenemos suerte, podremos avistar cóndores surcando el cielo. Más tarde, llegaremos a un pequeño valle de laderas suaves y cubiertas de pastizal, aprovechado por el ganado vacuno, que es común cruzarse durante el recorrido. Si seguimos unos kilómetros más, podremos apreciar una cuenca cerrada y la laguna El Hervidero, sitio preferido por los guanacos para pastar.

La Recta de Tin Tin será otro punto inolvidable que observaremos a nuestro paso, ya que se trata de una línea recta perfecta de 18 kilómetros, desde donde podremos avistar una enorme cantidad de cardones, mirando a nuestra derecha el Cerro Tin Tin y, a nuestra izquierda, el Cerro Negro. Atravesaremos este antiguo camino inca para llegar a Payogasta, donde nos sorprenderemos con la alfombra roja y coloraida que forman las plantaciones de pimiento, ya descendiendo hasta el pueblo de Cachi, al pie del Cerro Nevado y ubicado entre el río homónimo y Calchaquí. Allí recorreremos sus calles con edificaciones de un blanco que deslumbra, sus casas de adobe y calles empedrados, pero aun más se destaca la amabilidad y el cálido trato de su gente. Volveremos a Salta por la tarde.

Día 8 - Tren a las Nubes

Opcional - Tren a las Nubes

Nos prepararemos para viajar en el Tren a las Nubes desde la ciudad de Salta hasta el Viaducto La Polvorillla, el punto más elevado del recorrido. A medida que realizamos esta travesía en tren, iremos pasando por distintos pueblos, valles, quebradas y estaciones, como Cerrillos, Rosario de Lerma, Campo Quijano, donde es costumbre de sus habitantes saludar cuando el tren toca su bocina. Llegaremos a El Alisal, lugar denominado de esta manera por el paisaje que presenta con muchos árboles alisos y es la estación donde el tren hace su primer zigzag durante el que retrocede para ganar altura.

Seguimos visitando pueblos como Chorrillos, Puerta Tastil, Incahuasi, Abra Muñano, Los Patos, llegamos a San Antonio de los Cobres, un pueblo centenario que se ubica a orillas del río del mismo nombre, que nos ofrece un portal lleno de leyendas y riqueza natural, continuamos hacia Mina Concordia ascendiendo a 4144 metros sobre el nivel del mar, donde se desprenderán los coches de la locomotora para ubicarse al final y así quedar adelante para regresar a la ciudad de Salta.

Nuestro último punto en el recorrido en tren es el Viaducto La Polvorilla, donde descenderemos y tomaremos algunas precauciones, como caminar lento ya que estaremos a gran altura y por ello el oxígeno se reduce, así que tendremos cuidado de no "apunarnos". En algunas estaciones, podremos adquirir recuerdos que nos ofrecen los artesanos, tales como el poncho de vicuña, entre otros.

Día 9 - Salta - San Pedro de Atacama

Desayuno en el Hotel. Saldremos desde Salta hacia la Ciudad de San Pedro de Atacama en bus regular, por el Paso de Jama. Es el paso internacional más importante del Noroeste Argentino y es la vía más directa de San Pablo al Océano Pacífico. El camino comienza en Susques y recorre toda la planicie de la Puna, atravesando salares y volcanes. Recepción en la Terminal de Ómnibus de San Pedro de Atacama y traslado al hotel.

Día 10 - Salar de Atacama & Lagunas Altiplánicas

Iremos en dirección hacia el pueblo de Toconao, para recorrer este oasis, previamente. Se encuentra a unos 2.500 metros sobre el nivel del mar, donde se destacan su Iglesia con torre Campanario, la Quebrada de Jerez, lugar donde los habitantes anteriores han dejado su huella mediante dibujos rupestres (petroglifos).

Esta localidad es la puerta de entrada al Salar de Atacama, nuestro punto objetivo, que tiene su origen en un lago de grandes dimensiones debajo de un manto de sal. Se extiende en 100 km aproximadamente. Una vez allí, visitaremos la Laguna Chaxa, ubicada en el margen del Salar, la cual se adapta para albergar varias especies de flora como engrana salada, brea, entre otras. Además de animales como el flamenco andino, chileno, gaviotas andinas, playeros de Baird, pequenes, golondrinas de pecho negro y pollitos de mar tricolor. Es un paisaje que se contrasta perfectamente con el cielo y sus nubes, ofreciéndonos una visual magnífica de la vida allí.

La Laguna Chaxa pertenece, además, a la Reserva Nacional Los Flamencos. Luego, bordearemos el Salar para llegar a Socaire, un pueblo precolombino, a 3.250 metros sobre el nivel del mar y que se divide en una zona de cultivos en terraza, el pueblo y el caserío. Así, llegamos a las lagunas altiplánicas Miñiques y Miscanti, ascendiendo en altura, a unos 4.000 metros sobre el nivel del mar, por ello vamos a tomar las precauciones necesarias para poder disfrutar como se debe de estas majestuosas lagunas, formadas hace un millón de años cuando se produjo la erupción del volcán Miñiques. Allí podremos observar flamencos, tagua cornuda, patos juar-jual, caiti, gansos guallata, ñandúes, llamas, guanacos, zorros, vizcachas, vicuñas y alpacas. Este imponente paisaje se encuentra rodeado por volcanes y relieves de montaña, resaltando los cerros Miscanti y Miñiques. Regresaremos a San Pedro de Atacama.

Día 11 - Geysers del Tatio

Nos levantaremos por la madrugada para realizar nuestra próxima excursión a los Geysers del Tatio, en la Reserva Nacional dele Volcán Tatio, así podremos aprovechar toda la mañana que es cuando brotan (entre las 6 y 7 de la mañana) a temperaturas que alcanzan los 85ºC y que pueden llegar a una altura de entre 8 y 9 metros, así podremos contemplar este espectáculo admirable. Estos chorros de agua y vapor se producen cuando las napas de agua subterránea entran en contacto con el magma del volcán.

Se encuentran a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar y, por supuesto, nuestro recorrido y visita se llevará a cabo con sumo cuidado y a una distancia considerable. Luego tendremos la posibilidad de visitar la piscina de aguas termales donde podremos aprovechar de un baño relajante en estas aguas, a una temperatura de 40ºC aproximadamente. A nuestro regreso a San Pedro de Atacama, pasaremos por el pueblo de Machuca, donde podremos observar las construcciones de barro y paja brava. Los pocos habitantes que hay allí se dedican a la agricultura, producción de quesos, entre otras tareas de campo. La Laguna Salada se encuentra muy próxima a este pueblo, donde viven grandes comunidades de flamencos, patos y gaviotas que nos brindan un espectáculo junto a sus bellos paisajes.

Día 12 - San Pedro de Atacama - Jujuy

Desayuno en el Hotel. Saldremos desde la Ciudad de San Pedro de Atacama en bus regular por el Paso de Jama hacia la Ciudad de San Salvador de Jujuy. Recepción en la Terminal de Ómnibus de Jujuy y traslado al hotel.

Día 13 - Conociendo Jujuy

Saldremos a visitar el Casco Histórico de la ciudad, visitando la Iglesia San Francisco, el Museo Lavalle, la Casa de Gobierno y el salón de la Bandera. La Casa de Gobierno opera en un hermoso palacio francés. También conoceremos la vieja estación, el paseo de los artesanos y los barrios residenciales como Los Perales, barrios de calles desiguales donde observaremos antiguas casonas coloniales con sus ventanas típicas de la época de la colonia y patios con sus aljibes en el centro. Finalizaremos nuestro recorrido en Alto La Viña, donde descubriremos el Museo Arqueológico Jorge Pasquini López, donde podremos observar un mirador único y gozar del paisaje que nos regala esta bella ciudad norteña.

Día 14 - Quebrada de Humahuaca desde Jujuy

Partimos desde San Salvador de Jujuy, hacia el norte en dirección a la Quebrada de Humahuaca, Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad. La puerta de entrada a la quebrada es León y durante nuestro trayecto nos acompañará el río Grande. En el camino dejaremos pueblos como Yala, Lozano, León, Tumbaya y Volcán. Tumbaya es nuestra primer parada para ir a visitar su plaza e iglesia.

En el pintoresco pueblo de Purmamarca famoso mundialmente por su belleza natural que presenta el Cerro de los Siete Colores, conoceremos el Paseo de Los Colorados, la feria y la Iglesia. Nuestra ruta prosigue por La Posta de Hornillos (Monumento histórico). Finalmente seguimos nuestro camino con el objetivo de ingresar en Humahuaca e ir a la bendición de San Francisco Solano desde el reloj del cabildo. Iremos al Monumento a los Héroes de la Independencia, la Iglesia con sus pinturas cuzqueñas y las calles típicas que la rodean.

Por la tarde ya regresando a San Salvador de Jujuy nos detenemos de regreso en la Iglesia de Uquia, para observar el altar de oro y cuadros cuzqueños de los Angeles Arcabuceros. Dependiendo del tiempo podemos visitar un artesano especialista en cerámica e ir a conocer una Reserva de Vicuñas. En Huacalera nos detenemos en el Trópico de Capricornio y en Tilcara, visitamos el Pucará, el Museo Arqueológico, la Plaza de los Artesanos y su Iglesia. La última parada del trayecto es Maimará para fotografiar a la Paleta del Pintor y conocer su Cementerio de Altura. Nos quedamos a dormir en Tilcara.

Día 15 - Caravana de Llamas en Tilcara

Hoy será un día muy especial porque será el encuentro con las llamas. La llama es un fiel compañero del campesino andino. Gracias a ellas se transporta mercadería a través de la puna, valles o selvas. En Tilcara se domestica a las llamas para el uso de carga de comestibles y de tiro. Se usa un sistema especial para amansar a las llamas denominado "estimulación positiva", teniendo como resultado llamas dóciles y de excelente comportamiento, logrando una domesticación perfecta.

Llamado el "Camélido de las Alturas", la llama ha sido designado un animal sagrado por distintas culturas prehistóricas y ha sido un emblema de riqueza o de nobleza. Es identidad de Jujuy y de su legado cultural. Haremos caminatas hacia caseríos rurales o puntos panorámicos; disfrutando de distintos parajes y visitando a habitantes de las comunidades. No sólo gozaremos de la sabiduría ancestral que el hombre jujeño denota en cada actividad cultural que realiza.

Día 16 - La Quiaca, Abra Pampa, Yavi & Villazón

En el extremo norte de la Argentina se encuentran tierras milenarias que atesoran leyendas de un antiguo marquesado, situado en verde oasis en pleno altiplano jujeño, justo en la frontera con nuestro hermano país de Bolivia y camino al Cuzco, combinando tradición, paisajes y comercio. Atravesaremos lo que nos resta de la Quebrada de Humahuaca, desde Tilcar, continuamos por Humahuaca y luego el Espinazo del Diablo, en Tres Cruces, para llegar al extremo norte de la Argentina, La Quiaca. Antes, en Abra Pampa iremos a conocer la Comunidad de Mujeres aborígenes de la Puna. Visitaremos la ciudad y luego iremos hacia Yavi, a 16 km de La Quiaca, conocida por su histórica capilla que tiene un hermoso altar y retablo que se encuentra tallado a mano y laminado en oro.

El Museo de La Casa del Marquez y el viejo Molino son el fiel reflejo de los vestigios de este antiguo marquesado. En Yavi Chico con ayuda de los baqueanos (gente de la zona con vasta experiencia) se pueden ver antigales de la época pre-hispánica. Visitamos el sitio arqueológico de la Laguna Colorada, que se halla detrás del cordón montañoso de Los Ocho Hermanos, en este lugar se conservan petroglifos de diferente culturas de la región.

La Quiaca se encuentra en la frontera con Bolivia, unida con la ciudad boliviana de Villazón por medio de un puente internacional. A principios del siglo XX llegó el ferrocarril desde la Puna hasta la frontera, donde se construyó la estación limíte y un viaducto formado por tres arcos sobre el río de la Quiaca. La Quiaca se ha desarrollado con el correr del tiempo, adquiriendo relevancia desde mediados del siglo XX. La Quiaca es lugar de un tránsito incesante de habitantes del Altiplano Andino, típicos con su vestimenta puneña. Próximo a La Quiaca encontraremos otra ciudad de relevancia del noroeste argentino, Yavi, rica por su alto contenido histórico. Finalmente cruzaremos el puente internacional para ir a conocer Villazón, en territorio boliviano.

Día 17 - Salta - Iguazú

Desayuno en el Hotel. Traslado al Aeropuerto de Salta. Recepción en el Aeropuerto Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires para hacer conexión con el vuelo a Puerto Iguazú. Recepción en el Aeropuerto de Puerto Iguazú y traslado al hotel.

Día 18 - Cataratas del Iguazú: Argentina

Visitaremos el Parque Nacional Iguazú, creado en 1934 con la finalidad de proteger las Cataratas del Iguazú y la biodiversidad que las rodea, dentro de las 67.620ha dentro de las cuales se extiende. El Parque fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984, y las Cataratas, contempladas dentro de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Además de los increíbles 275 saltos de agua de hasta 80mts de altura, de los cuales el 80% se encuentra del lado Argentino, podremos observar, recorrer y estar en contacto directo con la selva subtropical que las rodea. La flora se desarrolla en distintos estratos, siendo algunos ejemplares el curupay, el cupay, el seibo, cuya flor es la Flor Nacional del país, y árboles como el palmito y el palo rosa.

La fauna está compuesta por más de 400 especies de aves, siendo la más llamativa el vencejo, que atraviesa las cascadas para crear sus nidos en la roca detrás de los saltos; miles de mariposas multicolores y animales en peligro de extinción como el yaguareté, el tapir y el oso hormiguero grande. Recorriendo los distintos senderos con pasarelas que ofrece el Parque se podrá obtener una mirada diferente de los increíbles paisajes que alberga. El Circuito Inferior, con mayor contacto con la naturaleza, el Superior, dándonos unas excelentes panorámicas de todos los saltos y de las islas del delta, y el impactante mirador de Garganta del Diablo, desde el que sentiremos la furia del agua cayendo en numerosos saltos en forma de herradura, a más de 80mts de altura.

Luna Llena (opcional en Cataratas Argentinas) Realizaremos este paseo único por la noche, con plena luna llena mostrándonos los sonidos y secretos de la selva misionera. Comenzamos partiendo en el Tren Ecológico hacia la Estación Garganta del Diablo, donde ya vamos percibiendo los primeros ruidos y murmullos de la naturaleza, creando un ambiente de misterio y magia. El espectáculo que se produce sobre las Cataratas con el arcoiris apareciendo entre las aguas, reflejado por la luz de la luna, nos hará suspirar de emoción. Además, una vez internados en este ambiente tan abrumador, captaremos los movimientos y sonidos de los animales que salen en busca de su alimento. Luego de tan magnífica experiencia, regresamos en tren hasta el centro de visitantes.

Día 19 - Ruinas Jesuíticas de San Ignacio & Minas de Wanda

Realizaremos un paseo a las famosas Ruinas Jesuíticas, que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984. Durante el recorrido hacia esta magnífica obra, podremos disfrutar del paisaje, observando pueblos y plantaciones. Se trata de los restos de una civilización que fue construida por Guaraníes y fundada en 1610 justamente por los jesuitas. Aprenderemos acerca de su construcción, vida y costumbres de los aborígenes y cómo fueron educados con la catequesis por los jesuitas. Los restos de los 30 pueblos que fundaron éstos se encuentran escondidos en medio de la vegetación de países como Argentina, Brasil y Paraguay.

Luego nos dirigiremos a visitar las Minas de Wanda, a 40 km de Puerto Iguazú, donde podremos apreciar el gran atractivo que representan estas piedras semi-preciosas de cristales de cuarzo, amatistas, ágatas y topacios. Se encuentran a cielo abierto recostado sobre el Río Paraná, que lo hace un paisaje inolvidable, rodeados de plantaciones de Pinos, yerba mate, té, etc. A medida que recorremos los senderos, nos sorprendemos con las distintas gamas de colores que representan estas gemas. Un dato curioso a tener en cuenta es que el nombre se debe a una princesa polaca que gustaba de estas piedras. Allí mismo, podremos adquirir recuerdos de estas preciosas piedras que deleitan la mirada.

Día 20 - Cataratas del Iguazú: Brasil & Sobrevuelo en helicóptero por las Cataratas del Iguazú

Cataratas del Iguazú: Brasil

Iniciamos un recorrido por las rutas brasileras hasta llegar al Parque Nacional do Iguaçú, el cual cuenta con una aérea protegida de selva subtropical de 175.000 hectáreas. Debido a la labor conservacionista que se desarrolla en el aérea podremos maravillarnos con las diferentes especies de aves, mariposas, flores y todo tipo de vida animal y forestal. Una vez ingresados al parque, buses de uso interno nos llevan al punto donde comienza el recorrido de pasarelas de unos 1200 metros, recorrido que nos permitirá obtener las mejores vistas de los saltos que componen las cataratas, sin duda alguna la mejor vista panorámica la posee el Parque Nacional do Iguaçú. Al final de estas pasarelas se encuentra un mirador de cada a la Garganta del Diablo al cual podremos acceder por escaleras o mediante un elevador panorámico, desde donde podremos tomar unas maravillosas fotos de este imponente salto.

Nos espera un recorrido sumamente hermoso por una única pasarela de 1 km para ver desde otro punto, las Cataratas del Iguazú del lado brasilero. Durante este recorrido además de poder conocer un poco más acerca de la fauna y flora, podremos tener una postal única de las cataratas, ya que el área está más despejada en cuanto a saltos se refiere, debido a que la gran mayoría se encuentra del lado argentino, formando una pared de agua de 2700 metros de ancho. Por ello, la Garganta del Diablo, de este lado lucirá en todo su esplendor hasta dejarnos maravillados. Además, este lugar es hábitat de raras especies de flora y fauna, algunas de ellas en peligro de extinción, como la nutria gigante, el oso hormiguero, el jaguar, el ciervo común, el caimán amarillo. Podremos encontrar además flores nativas como orquídeas, bromelias y un sinfín de mariposas. Luego de finalizar este recorrido nos ascendemos al transfer que nos conduce a la salida del parque.

Nota: Debemos tener en cuenta que este paseo, sólo se realiza durante 5 días al mes durante el plenilunio, dos días antes, dos días después y durante el mismo. También, debemos considerar que hay un cupo limitado para hacer esta actividad y, por supuesto, depende de las condiciones climáticas del día.

Sobrevuelo en helicóptero por las Cataratas del Iguazú - Opcional

Sobrevolar las Cataratas del Iguazú es una experiencia única y es la frutilla del postre para todo aquel que viaja a visitar esta maravilla del mundo. Porque después de tocarlas en Argentina y de observarlas panorámicamente desde Brasil, falta admirar esta obra de la madre naturaleza desde una perspectiva aérea que nos deja perplejos. Partimos del helipuerto de Foz do Iguassu para sobrevolar el Parque Nacional Iguazú y las Cataratas y sus saltos durante un tiempo de 10 minutos de duración obteniendo unas vistas privilegiadas desde el aire.

  • Se incluye: Traslados desde el hotel al helipuerto y viceversa Guía bilingüe español-inglés o español-portugués Vuelo de 10 minutos de duración.
  • No se incluye: Comidas, bebidas y gastos personales Propinas Costos de otras actividades complementarias u opcionales.

Nota a considerar sobre los vuelos: Hay que tener en cuenta que los vuelos cumplen con las leyes, normas y regulaciones de la aviación, el medio ambiente y fundamentalmente las normas de seguridad exigidas para este tipo de programas. Este tour integra el programa de Gestión Ambiental del Parque Nacional Iguazú cumpliendo con el certificado ISO 14000.

Día 21 - Iguazú - Buenos Aires

Desayuno en el Hotel. Traslado al Aeropuerto de Puerto Iguazú para tomarnos el vuelo a Buenos Aires. Recepción en el Aeroparque Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires. Traslado al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini (Ezeiza).


Consultar Reservar Descargar PDF