El Calafate

Situado sobre la bahía Redonda del Lago Argentino, El Calafate -pueblo que toma su nombre del arbusto homónimo, típico de la Patagonia Austral- es la puerta de entrada al majestuoso mundo de los glaciares y su helado esplendor. Fundado en 1927, este oasis de álamos, sauces y pinos situado al borde de la estepa patagónica, es precisamente la cabecera urbana del Parque Nacional Los Glaciares; allí donde el famoso Glaciar Perito Moreno aguarda por ser admirado en toda su magnitud. Sobre el oeste cordillerano, las cumbres nevadas de Los Andes aportan su majestuosa belleza a aquel paraíso de hielo y lagos blancuzcos, aquellos por cuyas aguas se observa el único rastro móvil de una escena que luce salida de un cuadro: el desliz de los témpanos. Los algo más escondidos glaciares Spegazzini, Onelli, Bolado Agassiz y el gran Upsala invitan a navegar las aguas del Lago Argentino para ser descubiertos.

Excursiones en El Calafate

El Calafate se encuentra situado sobre la bahía Redonda al borde del Lago Argentino, toma su nombre de un pequeño arbusto típico de la Patagonia austral y es la puerta de entrada al majestuoso mundo de los glaciares. Es la cabecera urbana del Parque Nacional Los Glaciares, fue fundada en 1927 y ha experimentado en los últimos años un crecimiento asombroso gracias al turismo. El Calafate es un oasis de álamos, sauces y pinos al borde de la estepa patagónica. El clima es seco, con una temperatura media máxima en verano de 19º C y media mínima en invierno de -2º C. La duración del día varía según la época del año, ya que en verano amanece a las 5.30 y oscurece recién a las 23.00. En invierno, en cambio, el día es más corto, con solamente 8 horas de luz.

El arbusto calafate está presente en toda la región de los glaciares. De hojas diminutas y tallo espinoso, ha inspirado el nombre al pueblo de El Calafate. Según cuenta la leyenda, quien lo come tiene asegurada su vuelta a la región.

Paseo de Artesanías & Museo Regional

En pleno centro está situado el paseo de Artesanías que reúne tiendas de artesanías argentinas y latinoamericanas. Fue inaugurado en octubre de 2000 y fue realizado íntegramente con maderas y piedras de la zona. También encontramos el Museo Regional en una vieja casona de estilo patagónico, donde podemos detenernos en el tiempo gracias a sus objetos y fotografías que nos llevan a su pasado histórico. Podemos observar testimonios de la cultura indígena y de los primeros asentamientos de la zona.

Glaciar Perito Moreno

El mayor atractivo del Calafate es el Glaciar Perito Moreno, esta gran masa de hielo, que es considerada una de las maravillas naturales más grandiosas del planeta tierra.  Fue descubierto por el capitán del ejército chileno Juan Rogers en 1879 y en 1899 le dieron el nombre de Perito Moreno en homenaje al gran naturalista y explorador argentino, que paradójicamente nunca alcanzó a verlo en persona.

Sus aguas bañan las 600.000 hectáreas del Parque Nacional Los Glaciares, en cuyo interior se halla la lengua del glaciar. Tanto el glaciar como el parque han sido declarados Patrimonio de la Humanidad. El Glaciar Perito Moreno es el más conocido de los 356 glaciares que forman parte del Parque Nacional Los Glaciares.

Se trata de una impresionante lengua de hielo que baja desde los cordones montañosos de la cordillera andina hasta el lago Argentino. La nieve que se acumula en las cuencas superiores se compacta eliminando aire y se transforma en la masa azulada del glaciar que avanza hacia el frente desprendiéndose lentamente sobre las aguas del lago.

Este glaciar se desplaza por un valle circundado por montañas generando una forma de lengua de hielo que llega hasta 250 km en dirección a la cordillera. El avance del glaciar hacia la costa del lago produce ruidosas rupturas de bloques de hielo en su frente que luego caen y flotan en el canal de los Témpanos.  Las paredes frontales del glaciar llegan a alcanzar una altura máxima de 60 metros y el ancho de su frente ronda los 4.500 metros. En los alrededores encontramos coníferas como ñires, lengas y coihues y arbustos como el calafate que florecen en la época estival. Para tener una noción de la magnitud del Glaciar Perito Moreno tiene una superficie muy parecida a la Ciudad de Buenos Aires, aproximadamente unos 192 km2, mientras que la Capital Federal tiene unos 200 km2.

Por mucho tiempo se creyó que el Glaciar Perito Moreno era uno de los pocos glaciares de la Patagonia Austral que siempre estaba en proceso de crecimiento, hoy en día se duda de esa teoría y ya hay pruebas contundentes que se encuentra en franco retroceso como todos los glaciares de la zona, producto del calentamiento global que sufre el planeta.  El balcón de la península de Magallanes presenta numerosos miradores que dan la posibilidad de obtener excelentes vistas de diferentes lugares de todo el frente y costado del glaciar.

La Ruptura del Glaciar Perito Moreno

Muchos turistas de todo el mundo vienen a ver el espectáculo que presenta el fenómeno de la ruptura de sus paredes frontales que caen en forma abrupta sobre las aguas del canal, originado por la presión del agua de los canales laterales que sube producto de los deshielos que se originan haciendo subir el nivel del agua. Cuando el nivel de agua entre ambas partes del lago supera los 8 a 10 metros, se empieza a filtrar agua que va destruyendo poco a poco las paredes frontales del glaciar hasta que lentamente se empiezan a caer. Este es un acontecimiento natural muy impactante que se produce en forma periódica, aunque no hay un patrón de comportamiento estudiado del glaciar. Esto es causa de que el glaciar avanza sobre el canal en forma lenta y progresiva alcanzando la costa opuesta y creando un dique de hielo que tapa las aguas del Brazo Rico del lago Argentino.

¿Cómo es el proceso de ruptura ?
Vamos a intentar hacer una explicación más grafica de este proceso: El lago Argentino tiene diferentes brazos, como el Brazo Sur y el Brazo Rico que se encuentran detrás de la península de Magallanes y desaguan en el lago, más precisamente en el Canal de los Témpanos. El Glaciar Perito Moreno desemboca en dicho lago,  y como el glaciar avanza sobre el lago empieza a subir sobre la costa de la península subiendo sus laderas, pero para que no avance más sobre la tierra existe una compuerta natural sobre los brazos Sur y Rico, que aumentan su caudal producto del agua de deshielo y la nieve que reciben, elevando su nivel y causando una presión importante que termina estallando cuando el agua se filtra por las zonas que el glaciar avanza sobre la tierra, generando túneles por debajo de las capas de hielo.

¿A qué se deben sus rupturas continuas?

Se lo considera al Glaciar Perito Moreno como uno de los glaciares que ha avanzado en los últimos tiempos, aunque esto no está confirmado, se puede afirmar que se encuentra en franco equilibrio, a diferencia de la gran mayoría de las moles de hielos que se van reduciendo a medida que pasan los años producto del calentamiento global del planeta, donde la capa de ozono está más deteriorada en el polo sur, más concretamente en la Antártida. El otro glaciar que está equilibrado es el Glaciar Pío XI que desagua en el Océano Pacífico proveniente de los Campos de Hielos Continentales Sur.

Las rupturas del Glaciar Perito Moreno se deben a que le ha quitado al Glaciar Frías parte de su cuenca alimentaria producto de los sismos que modificaron la separación sub-glacial de estos dos glaciares favoreciendo al Moreno. Esto está confirmado porque el Glaciar Frías ha retrocedido mucho, en cambio el Glaciar Perito Moreno se ha mantenido equilibrado, inclusive con varios años donde ha avanzado. A esto hay que sumarle el elevado nivel de nieve que ha caído en las últimas estaciones invernales sobre la cuenca que provee de agua a estos glaciares.

Otros Glaciares: Upsala, Spegazzini

Cuando se navega desde Puerto Bandera se va en busca de la presencia de magníficos glaciares como el Upsala y Spegazzini, esquivando icebergs de importante tamaño. El espectáculo es indescriptible. El Glaciar Upsala es una gran masa de agua helada que tiene unos 595 km2 de extensión, se encuentra rodeado de bloques de hielo flotantes. Desde sus fuentes en el cordón montañoso Mariano Moreno recorre un total de 60 km hasta caer en el lago Argentino. Frente a la pared del glaciar puede observarse una gran cantidad de bloques de hielo, de insólitas y caprichosas formas, flotando a la deriva sobre las aguas, lo que confirma el evidente retroceso que actualmente tiene. El Glaciar Upsala es uno de los más hermosos y grandes glaciares de la tierra y puede ser visitado cuando se realiza la navegación por el Lago Argentino que llega hasta la Estancia Cristina, ya que desde allí se hace una caminata que logra aproximarse al glaciar.

Equivale a tres veces el tamaño de la Ciudad de Buenos Aires. Recibe su nombre de la universidad de Upsala (Suecia), que realizó en 1908 las primeras investigaciones que se llevaron a cabo sobre los glaciares en Argentina.

El Glaciar Spegazzini es un macizo helado de profunda tonalidad turquesa que se encuentra alimentado por tres glaciares de menores proporciones, como el Glaciar Mayo, el Glaciar Spegazzini Central y el Glaciar Peineta que desciende desde la derecha como una cascada sobre el corredor central. Se expande en una superficie aproximada de 65 km2, sus paredes ascienden hasta los 135 metros de las aguas y 20 metros por debajo de la línea de superficie. En el sector derecho hay un espeso bosque donde abundan las coníferas. Su nombre se debe al homenaje hecho al botánico Carlos Spegazzini, investigador de la flora del Parque Nacional y primer director del Jardín Botánico de la Ciudad de Buenos Aires.

Lago Argentino

Este lago extiende sus casi 1.600 km2 al oeste de la Provincia de Santa Cruz y se divide en 2 brazos: norte y sur, tiene un ancho máximo de 20 km. El lago fue descubierto y bautizado por el perito Francisco Moreno junto al explorador y marinero Carlos Moyano, quienes corrigieron el error de una expedición anterior que lo había confundido con el lago Viedma. Uno de sus grandes atractivos es el Canal de los Témpanos frente al Glaciar Perito Moreno, que se encuentra cubierto de grandes bloques de hielo flotantes.

Cuando se sale de El Calafate hacia el oeste, dejamos atrás Bahía Redonda, la ruta con una pendiente suave llega a un punto donde podemos tener una vista panorámica muy buena del lago Argentino.

Boca del Diablo: Antes de volver al espejo mayor del lago Argentino, se atraviesa un paso de 800 metros de ancho llamado Boca del Diablo. Es el acceso natural al brazo norte del lago Argentino. Desde aquí se puede ver el edificio de la antigua seccional Avellaneda de Parques Nacionales. Este puesto se usaba en el pasado para fiscalizar el aserradero que funcionaba en la península Avellaneda y actualmente se encuentra inoperable. Desde la Boca del Diablo empieza el tramo final que nos lleva a Puerto Bandera.

Parque Nacional Los Glaciares

Fue creado e 1937, presenta un área de alrededor de 600.000 hectáreas y alberga cerca de 356 glaciares de diferentes tamaños. En 1981 el parque fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad según la UNESCO, con el objeto de preservar para las generaciones venideras el verdadero testimonio del período cuaternario, en el que estas grandes masas blancas dominaban la escena geográfica de la tierra. Además del famoso Glaciar Perito Moreno, el parque tiene otras formaciones de hielo como Upsala, Viedma, Marconi, Onelli,  Agassiz, Spegazzini y Mayo. El área boscosa del parque está marcada por la presencia de coníferas (nothofagus) como la lenga, el ñire o el ciprés.

Estancias patagónicas

En la región circundante a El Calafate podemos ver estancias bien patagónicas como las Estancias  Alice, Nibepo Aike, en las cercanías del lago Argentino y La Franka, Tapi Aike o Cancha Carrera, más próximas al límite con Chile.  La Estancia Alice se halla sobre la costa sur del lago Argentino, es el típico establecimiento agropecuario de la Patagonia austral.  Ofrece actividades de ecoturismo y turismo rural, como cabalgatas, avistaje de aves en la laguna de los Pájaros. En las colinas lindantes se pueden ver grandes bloques de piedra, que son rastrosde la época de la glaciación. No sólo se puede ver la esquila de las ovejas, también arreos guiados por perros ovejeros.

La Estancia Nibepo Aike fue fundada a comienzos del siglo XX, se ubica sobre el brazo Rico del lago Argentino. Su actividad fundamental es la cría de ganado bovino, pero ofrece hospedaje, asados patagónicos, cabalgatas, caminatas y excursiones en barco. Gracias a su entorno natural, rodeado de aguas y montañas, es uno de los lugares más bellos de El Calafate.

La Estancia La Franka tiene excelentes vistas al Lago Argentino y al nacimiento del Río Santa Cruz.  El paisaje árido que rodea a este establecimiento agropecuario pionero, que no se puede visitar, es típico de la estepa patagónica. El camino asciende hasta alcanzar una altura de 1.000 msnm y permite observar el lago Argentino y la naciente del río Santa Cruz, que cruza toda la Patagonia de oeste a este para desembocar en el océano Atlántico. Es normal cruzarse con manadas de guanacos y ñandúes.

La Estancia Tapi Aike es una clásica estancia patagónica que ocupa una superficie cercana a las 60.000 hectáreas y se dedica a la ganadería (producción ovina y bovina), fue fundada en 1904 por el inmigrante alemán Mauricio Braun y hoy es administrada por sus nietas. Es paradigma de la estancia patagónica, en medio de una extensa llanura desde la que se puede observar una vista magnífica de las Torres del Paine. La Estancia Cancha Carrera próxima al Parque Nacional Torres del Paine, se caracteriza por su marcado estilo inglés, reflejado en su hermoso casco. Se encuentra prácticamente sobre la ruta que nos lleva a la frontera con Chile.

Excursiones al Calafate

Visita al Glaciar Perito Moreno

Partiremos temprano por la mañana con destino final el majestuoso Glaciar Perito Moreno, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Realizaremos un recorrido por ruta hasta llegar al Parque Nacional homónimo, en este recorrido nos detendremos en un punto panorámico donde podremos apreciar a la distancia el lago Argentino y tendremos la primer vista del glaciar, para luego continuar bordeando la margen sur del lago antes mencionado.

Ya llegando al Parque Nacional podremos ver bloques de hielo flotando a la deriva hasta obtener una vista completa del impactante glaciar. Desde allí, recorreremos una serie de pasarelas que nos ofrecerán vistas panorámicas desde diferentes ángulos, en tanto que el guía nos comentará sobre aspectos relevantes de la historia, el entorno y características más sobresalientes del Glaciar Perito Moreno.

Este, posee una particularidad que muy pocos glaciares comparten en el mundo y es que está en continuo avance, al avanzar se acerca a la Península Magallanes y al chocar con la misma detiene el flujo de agua del lago, esto genera presión y comienza a erosionar el glaciar desde abajo, esta continua erosión forma con el tiempo el famoso puente de hielo hasta que el mismo se fractura y cae estruendorosamente, para dar curso a que el ciclo de avance comience nuevamente. En este lugar tendremos tiempo para deleitarnos con un paisaje que deja ver de fondo el glaciar en casi toda su extensión, pudiendo tomar las fotos más bellas que esta experiencia nos ofrece. Por último emprenderemos el regreso por la tarde.



Minitrekking al Glaciar Perito Moreno

Temprano por la mañana emprenderemos el viaje hacia el Parque Nacional Perito Moreno, en el camino nos detendremos en un mirador donde tendremos la primera vista, a lo lejos, del glaciar del mismo nombre. Ya dentro del parque y a unos seis kilómetros antes del mirador del glaciar, nos embarcaremos en la bahía Bajo las Sombras, para cruzar el lago Rico hacia la costa sudoeste del mismo, en una navegación de aproximadamente 20 minutos. Luego de desembarcar nos dirigiremos a un puesto de montaña donde nos encontraremos con los experimentados guías que nos darán las indicaciones pertinentes al recorrido que haremos a continuación.

Emprenderemos una caminata atravesando un exuberante bosque magallánico y llegaremos hasta el glaciar Perito Moreno, donde nos calzaremos unos grampones para caminar sobre el hielo e iniciaremos un trekking de aproximadamente dos horas por la superficie del glaciar, donde podremos observar grietas, sumideros, pequeñas lagunas en una increíble combinación de colores entre el blanco, celeste y azul profundo.

La caminata es de nivel medio, sobre una superficie irregular pero firme y segura. Al finalizar el recorrido volveremos al puesto de montaña atravesando el mismo bosque para luego embarcarnos hacia la costa noreste. Antes de emprender el regreso al hotel visitaremos las pasarelas del Mirador del Glaciar donde nos detendremos aproximadamente una hora para disfrutar de sus maravillosas vistas panorámicas.

Nota: Este tour se realiza casi todo el año excepto en los meses de junio y julio. Las personas indicadas para efectuarlo van entre los 10 y los 65 años de edad aproximadamente. Todo depende del estado físico de los participantes. Está prohibido el acceso a mujeres embarazadas, personas con enfermedades cardíacas, motrices y de coordinación. No se recomienda este tour a gente excedida en peso. Desde ya no está permitido fumar en todo el tiempo que dura el programa.



Viaje al Centro del Glaciar más famoso del Planeta

Si ya hemos conocido el glaciar por fuera, hoy tendremos la oportunidad de descubrirlo por dentro. Si, hoy viajamos al centro del glaciar más famoso del planeta, como en la novela de Julio Verne que emprende su viaje al centro de la tierra. Durante 4 horas caminamos sobre la superficie helada con el fin de llegar a los serac: donde los hielos se pliegan. Comenzamos la avezada travesía entre hielos en el Puerto "Bajo de las Sombras" para partir en una embarcación que surca las aguas del Brazo Rico hasta llegar a la costa oeste.

Previo al comienzo de la aventura recibimos instrucciones de los guías de montaña profesionales que nos explican el uso de los materiales y ayudan a calzar el equipo necesario. Aconsejamos el uso de anteojos solares. Estamos listos para tomar el sendero que nos lleva por la morena sur del Glaciar Perito Moreno (zona donde el hielo y la tierra se funden). Transcurrida una hora, arribamos a un asombroso paraje: un mirador desde donde tendremos una vista impresionante de los glaciares y sus alrededores. A partir de aquí, accedemos al interior del glaciar para descubrir nuevos paisajes como grandes sumideros, cuevas blancas, grietas de gran profundidad y lagunas azuladas.

Nos encontramos en un lugar que nos regala imágenes y postales inolvidables del viaje al centro del glaciar. Durante la excursión, aprendemos sobre glaciología, fauna, flora autóctona gracias a la participación de guías especializados en la materia. Cerca del mediodía, tendremos tiempo para almorzar y admirar los paisajes que nos rodean. Continuamos nuestra senda hacia la morena, caminando durante una hora hasta finalizar nuestro recorrido. Nos embarcamos con el objeto de aproximarnos a la pared sur del Perito Moreno. Pasada la tarde, volvemos al Calafate.

Nota Importante: Esta excursión sólo opera desde mediados de septiembre hasta fines de abril. Se trata de una excursión exigente y donde el terreno es irregular, pudiendo realizarla personas entre 18 y 45 años con buen estado físico. No se autoriza el ingreso a mujeres embarazadas. No se incluye la entrada al Parque Nacional, ni el equipo personal y la vianda de comida (corre por cuenta de cada pax). Aconsejamos el uso de anteojos solares, llevar protector para el sol n° 30 mínimo, ropa ligera pero abrigada, viscera para el sol, campera impermeable, guantes, botas de trekking (no botas de goma), mochila de 40 litros, cantimplora y vianda de comida personal.



Navegación por el Lago Argentino

Hoy nos espera un día dedicado a navegar entre gigantes de hielo en el Parque Nacional Los Glaciares. Nos trasladamos a Punta Bandera para embarcar temprano y comenzar nuestra navegación por el Lago Argentino, el de mayor tamaño y más meridional de todos los lagos de la región patagónica argentina. Se extiende a lo largo de 1466km2, con una profundidad que oscila entre los 150 y 500 metros.

Comenzamos la navegación por el brazo norte del lago, visitando los glaciares Spegazzini, Onelli, Bolado y Agassiz, éstos últimos en Bahía Onelli, además de acercarnos al Glaciar Upsala. Éste integra un valle constituido por otros glaciares, extendiéndose en más de 850 km2 y eleva sus paredes hasta casi los 80 metros. Su nombre se debe a la Universidad homónima ubicada en Suecia que fue la primera en realizar un estudio de relevamiento sobre la región circundante en el siglo XX. Por su lado, el Spegazzini es el más alto de los glaciares del parque. Mide 135 metros y se ubica sobre el brazo homónimo del Lago Argentino.

En Bahía Onelli desembarcamos, siempre y cuando las condiciones de hielo lo permitan debido a que los grandes témpanos pueden bloquear el acceso del barco y son un constante riesgo para toda la tripulación. Onelli nos deja perplejos con la presencia del bosque patagónico poblado de diferentes especies de árboles como ñires, canelos y lengas. Con suerte, podremos llegar a avistar cóndores que habitan en la cordillera andina. Hacemos una caminata hasta llegar a un lugar único: La confluencia de los glaciares Agassiz, Bolados y Heim en la Laguna Onelli. A la vuelta visitamos el frente del Glaciar Spegazzini.

Tener en cuenta: No se desembarca en Bahía Onelli La ruta de navegación puede modificarse dependiendo de las condiciones metereológicas y por razones estrictamente de seguridad determinadas por el capitán del barco. Debido a desprendimientos del Glaciar Upsala han quedado témpanos de considerable tamaño a la deriva que impiden seguir la ruta naviera a Bahía Onelli. Este hecho natural puede impedir el desembarco en el lugar. Cuando esto ocurre, el barco surca las aguas del Canal de los Témpanos mirando hasta la posición norte del Glaciar Perito Moreno.



Navegando por las cercanías del Glaciar Upsala hacia Estancia Cristina

Desayuno en el hotel. Salimos a la mañana en barco desde Punta Bandera en dirección a la estancia, en la ruta de navegación dejamos grandes moles de hielo e increíbles paisajes de la cara oeste del Glaciar Upsala, internándonos en el Canal Cristina hasta bajar en la Estancia del mismo nombre. Conocemos el Museo Costumbrista, antiguo galpón de esquila, donde los pasajeros serán introducidos a la historia de la Estancia. Luego se realiza una caminata guiada hasta el Río Caterina y la Capilla y se recorre el casco histórico de la Estancia. Se realiza un ascenso en vehículos todo terreno hasta el Refugio de Hielos Continentales, recorriendo 9.5 km por camino de montaña, donde el paisaje tiene un gran interés geológico, ya que hasta hace muy poco estuvo cubierto por glaciares. Desde el Refugio se emprende una caminata de 30 minutos aproximadamente sobre terreno de erosión glaciaria, hasta llegar al Mirador del Upsala, desde donde se obtienen vistas privilegiadas del frente Oriental del Glaciar Upsala, Lago Guillermo, Hielo Patagónico Sur y Cordillera de los Andes. Regreso a la Estancia en vehículo todo terreno. Almorzamos en la Estancia Cristina.

  • Nivel de exigencia: medio
  • Duración de la travesía 4x4: 3 horas
  • Desnivel: 550 m.s.n.m.

Nota: Este programa no es apto para menores de 12 años, ya que demanda esfuerzo y se realiza sobre un terreno irregular.



Navegación Exclusiva por el Lago Argentino hasta Puerto de Vacas

Hoy nos espera un día dedicado a navegar entre gigantes de hielo en el Parque Nacional Los Glaciares. Nos trasladamos a Punta Bandera para embarcar temprano y comenzar nuestra navegación por el Lago Argentino, el de mayor tamaño y más meridional de todos los lagos de la región patagónica argentina. Se extiende a lo largo de 1466km2, con una profundidad que oscila entre los 150 y 500 metros. Nos embarcamos en el puerto privado La Soledad en Bahía Tranquila, Paraje Punta Bandera, para embarcarnos en el crucero que nos lleva a conocer la región de los imponentes glaciares en el Parque Nacional Los Glaciares.

Una vez que subimos al barco, navegamos hacia el sector norte dejando en el camino Punta Avellaneda y Boca del Diablo, siendo este el paso más angosto del Lago Argentino, con una extensión de apenas 800 metros. Estamos rodeados de aguas de color verde-turquesa pobladas de icebergs que flotan a la deriva a nuestro paso. La sensación de estar navegando entre témpanos es realmente inolvidable y única, ya que somos testigos de las diversas formas, colores y tamaños que la naturaleza les ha otorgado.

Recorremos el Brazo Norte durante aproximadamente una hora para luego avistar más moles de hielo con sus características tan distintivas, de color opacos y translúcidos invitando a imaginarnos formas de objetos. Los hielos nos dan el indicio de que nos estamos acercando al Glaciar Upsala. Allí haremos una parada frente a los hielos que actualmente corta el paso hacia el Canal Upsala, sin embargo, con buen clima podremos divisar el imponente glaciar homónimo desde lejos. Es tan impresionante debido a sus dimensiones, ya que sus paredes llegan hasta los 60 metros de altura.

Continuando con la carta de navegación por el Lago Argentino nos dirigimos ahora hacia el sur en dirección al Canal Spegazzini para aproximarnos a nuestra siguiente parada y apreciar el glaciar homónimo. Se trata de una gran masa de hielo que se eleva desde los 80 a los 135 metros, siendo un río de hielo que va descendiendo por una pendiente de rocas hasta caer abruptamente en el lago. Este paisaje de hielo, será nuestro sitio para almorzar, obteniendo una vista privilegiada mientras disfrutamos de los deliciosos platos ofrecidos en el crucero.

Por la tarde llegamos a Puesto de las Vacas, una bahía pacífica que se encuentra en el Canal Spegazzini, allí podremos disfrutar de un descanso en medio del silencio, escuchando solamente el sonido del agua o podemos hacer una caminata por los alrededores para experimentar una sensación de suma tranquilidad y apreciar las distintas formas y tamaños de témpanos que allí descansan. Desde este lugar, obtenemos espectaculares panorámicas del Glaciar Spegazzini. Inmediatamente después del recorrido por la bahía, embarcamos nuevamente Nuestro tramo final se desarrolla atravesando el Lago Argentino para llegar al Puerto La Soledad. Desembarcamos para luego trasladarnos al Calafate.

Nota: La ruta de navegación está sujeta a variaciones en su recorrido dependiendo de las condiciones del clima y para preservar la seguridad de los pasajeros el capitán del barco puede determinar cambios.



Navegación por el Lago Rico (Safari Nautico)

Partimos desde el puerto “Bajo de las Sombras” para iniciar esta navegación que complementa la visita por las pasarelas al Glaciar Perito Moreno, por un lapso de tiempo de 1 hora, ya se puede ver muy bien el extremo sur del ventisquero. Tanto el Brazo Rico como el Brazo Sur del Lago Argentino, son los dos brazos del lago que el Glaciar Perito Moreno los transforma en diques. Navegamos el Lago Rico apreciando la imponente cara sur del glaciar que se extiende ante nosotros hasta los 60 metros de alto.

Nos acercamos a 200 metros de la confluencia entre este coloso de hielo y la Península de Magallanes para luego seguir aproximadamente 3 km a lo largo de la pared sur. Este es el punto de mayor atracción y el momento más esperado por todos los visitantes: los desprendimientos de enormes bloques de hielo durante la temporada estival en armonía con formaciones típicas como grietas, seracs y sus llamativos tonos azulados. Aprovechamos para tomar fotografías y captar un momento emocionante.

Nota: Es un glaciar en constante avance, a diferencia de la gran mayoría de estos colosos que se encuentran en severo retroceso. En su avance acorrala las frías aguas del Brazo Rico provenientes del Lago Argentino, esto hace que se origine una presión sobre los hielos porque aumenta el nivel de las aguas en el lago. Esto genera un túnel de casi 45 metros por donde fluyen las aguas del Brazo Rico al lago. La continua erosión que ejerce el agua hace caer la bóveda generando un espectáculo fantástico.



Un día de Campo dentro del Parque Nacional Los Alerces (Nibepo Aike)

Por la mañana nos dirigiremos hacia la estancia Nibepo Aike ubicada dentro del Parque Nacional Perito Moreno. Allí y disfrutando de una maravillosa vista de la Cordillera de Los Andes nos recibirán con café, té o mate cocido con masitas secas. Luego realizaremos una caminata por el brazo sur del lago Argentino donde podremos observar los diferentes pliegues en la corteza terrestre demarcados por la variedad de sedimentos que le dieron origen. Caminaremos también por senderos entre los bosques de lengas y ñires en los cuales habitan una fauna muy variada. Hacia el medio día disfrutaremos de un gran espectáculo de destreza criolla con prueba de riendas y mansedumbre de caballos criollos, luego veremos una demostración de esquila de ovejas y recorreremos el caso histórico de la estancia donde nos contarán historias de los primeros pobladores de la zona, para finalizar este paseo con la visita a la huerta orgánica. Luego de estas actividades tendremos oportunidad de disfrutar de un típico almuerzo con asado de cordero patagónico, chorizos, bife de chorizo, variedad de ensaladas y postre. Posteriormente y ya con nuevas energías realizaremos un recorrido hacia el cerro Cristal en un camino de ascenso serpenteante y a medida que ganamos altura tendremos una gran vista panorámica del casco de la estancia, el brazo Sur, el brazo Rico y el lago Roca, para finalmente emprender el regreso hacia la ciudad.



Un día en el Parque Nacional Los Glaciares: El Chaltén

Iniciamos esta excursión desde el Calafate tomando la Ruta 40 mientras bordeamos el Lago Argentino y disfrutamos de los paisajes que nos regala el camino. Mientras cruzamos el Río Santa Cruz nos interesamos con las historias acerca de Darwin y Fitz Roy cuando navegaron este río. Seguimos hasta el Río La Leona recorriendo su cañadón hasta llegar a un hotel sobre la ruta “Paso La Leona” donde aprovechamos para desayunar con torta casera. Retomamos el camino para continuar hacia hacia el Lago Viedma avistando ya la imponente Cordillera de los Andes hasta llegar a El Chaltén, un pueblo pequeño de montaña pero con grandes atractivos para conocer, visitar y caminar, por algo la conocemos como “la Capital del Trekking”. Aquí hacemos un stop para apreciar las imágenes que se nos presenta desde los miradores con vista panorámica hacia la cordillera y el Glaciar Viedma. También visitamos el Centro de Interpretación de Parques Nacionales. Una vez en El Chaltén, tenemos varias opciones para aprovechar el día y conocer sus paisajes. Una de ellas es continuar hasta el Salto del Chorrillo donde realizamos un trekking de corta duración junto a un guía para luego continuar hasta donde comienzan los senderos hacia grandes mojones como el Cerro Fitz Roy. Entonces comenzamos el recorrido por estos caminos bien señalizados que nos llevan a los miradores más espectaculares del Cerro nombrado o Cerro Torre para obtener imágenes postales de la Laguna Capri y mirador Torre. Por la tarde, regresamos al hotel en Calafate.



Un día en el Parque Nacional Torres del Paine, Chile

Bien temprano salimos desde Puerto Natales hacia el Parque Nacional Torres del Paine. Visitaremos la milenaria Cueva del Milodón, un impresionante accidente natural con valor antropológico indescifrable, donde es probable que halla habitado el hombre primitivo patagónico y el Milodón, un extinto animal herbívoro. Seguimos nuestro viaje hacia la Reserva Mundial de la Biosfera: el Parque Nacional Torres del Paine. El recorrido atraviesa lagunas cubiertas de vegetación y aves acuáticas y cerros donde pastan manadas de guanacos. Conoceremos las zonas más importantes de este hermoso parque como lo son: el Lago Nordenskjold que baña con su color esmeralda la base de la montaña y que origina el Salto Grande creando el lago Pehoé. Haremos un trekking bordeando el río Pingo por un camino que atraviesa el río, para pasar por el arenal que delimita las márgenes del lago, observando hielos milenarios en la costa del lago y como escenario magnífico el Glaciar Grey acompañado de cerros, bosques y de la cordillera Paine.



Bosque Petrificado La Leona

Desayuno en el hotel. Partimos desde la ciudad de El Calafate para ingresar a la Estancia Huyliche ascendiendo por los cerros y llegamos al Balcón de El Calafate, un punto panorámico en nuestra ruta para observar la ciudad, el Lago Argentino y los relieves que lo rodean. Dependiendo del clima, podremos observar el macizo del Chaltén y los cerros Fitz Roy y Torre. Continuamos viaje pasando por sitios donde los paisajes son magníficos como la pista de Esquí.

Luego visitamos el Laberinto de Piedras, una formación del Cretáceo de hace más de 85 millones de años, para llegar a la terraza de más altura a más de 1200 metros, un mirador natural localizado detrás de la formación de la India Dormida, desde donde podremos tener imágenes postales del Glaciar Perito Moreno, Cerro Pietrobelli, Torres del Paine, Cordón Baguales y los cerros Fitz Roy y Torre. Seguimos viendo formaciones rocosas que se han mantenido por siglos debido a la erosión del lugar transformando cada área para elaborar un paisaje único, además tendremos el privilegio de avistar cóndores sobrevolando las montañas más altas. Descendemos por el Cañadón del Arroyo Portezuelo para observar el Valle del Río Centinela. Tendremos tiempo para almorzar y continuamos descendiendo hasta llegar al Río Centinela. Regresamos al hotel por la tarde.

Nota: incluye almuerzo con picada, bifes, verduras y bebida. Este viaje se realiza entre los meses de octubre y mayo.

Bosque Petrificado La Leona

Desayuno en el hotel. Salimos por la mañana para pasar todo el día en un área de estepa, aprovechando las actividades para hacer al aire libre y de aventura, descubriendo sitios nuevos. Partimos por la ruta provincial Nº 5 hacia el este para luego tomar la mítica ruta 40, durante la cual podremos tener magníficas vistas del Lago Argentino, Río Santa Cruz, La Leona y su atractivo valle, teniendo como telón de fondo a la Cordillera de los Andes y al Cerro Fitz Roy. Paramos unos minutos en el Hotel La Leona, considerado un lugar histórico y seguimos para el lado oeste guiándonos por la margen sur del lago Viedma llegando al faldeo del Cerro Los Hornos.

Cerca del mediodía estamos llegando al pie del cerro homónimo que es donde la ruta termina. Aquí nos encontramos en una gran depresión del terreno que es donde podemos ver los troncos petrificados y donde iniciamos un trekking para explorarlos. Tendremos tiempo para almorzar. Durante la misma podremos ver una cantidad importante de troncos petrificados, algunos llegan a medir hasta 1,20 metros de diámetro lo que nos revela cuán diferente eran las condiciones climáticas hace millones de años para mantener una flora tan abundante y gran tamaño. Podemos llegar a descubrir algunos restos fósiles de dinosaurios también. Esta zona de estepa, tiene un clima muy seco y generalmente el clima es muy cálido.



Balcón del Calafate 4x4: Laberinto de Piedras & Piedra de Los Sombreros

Dejamos la ciudad de El Calafate para subir hasta superar los 1.000 m.s.n.m. hasta ingresar en el primer Balcón. La clásica vista de las postales se fija en nuestros ojos abarcando no sólo la ciudad sino también el Lago Argentino. Con buen clima, se pueden ver los cerros Fitz Roy y Torre y avistar algún cóndor volando sobre el cordón andino. La senda sigue hasta el Laberinto de Piedras, observando restos fósiles de la era cretácica. Continuamos pero en descenso hasta arribar a Piedra de los Sombreros donde almorzamos (opcional) y tomamos un buen descanso. Piedra de los Sombreros son formaciones ferrosas realmente muy extrañas que se encuentran en muy pocos sitios del mundo. A continuación emprendemos la vuelta a Calafate bajando por el área norte con la presencia del Lago Argentino en el camino.



Ruta de la India Dormida

Partimos desde la ciudad de El Calafate para ingresar a la Estancia Huyliche ascendiendo por los cerros y llegamos al Balcón de El Calafate, un punto panorámico en nuestra ruta para observar la ciudad, el Lago Argentino y los relieves que lo rodean. Dependiendo del clima, podremos observar el macizo del Chaltén y los cerros Fitz Roy y Torre. Continuamos viaje pasando por sitios donde los paisajes son magníficos como la pista de Esquí.

Luego visitamos el Laberinto de Piedras, una formación del Cretáceo de hace más de 85 millones de años, para llegar a la terraza de más altura a más de 1200 metros, un mirador natural localizado detrás de la formación de la India Dormida, desde donde podremos tener imágenes postales del Glaciar Perito Moreno, Cerro Pietrobelli, Torres del Paine, Cordón Baguales y los cerros Fitz Roy y Torre.

Seguimos viendo formaciones rocosas que se han mantenido por siglos debido a la erosión del lugar transformando cada área para elaborar un paisaje único, además tendremos el privilegio de avistar cóndores sobrevolando las montañas más altas. Descendemos por el Cañadón del Arroyo Portezuelo para observar el Valle del Río Centinela. Tendremos tiempo para almorzar y continuamos descendiendo hasta llegar al Río Centinela. Regresamos al hotel por la tarde.

Nota: incluye almuerzo con picada, bifes, verduras y bebida. Este viaje se realiza entre los meses de octubre y mayo.



Cerro Frías

Desayuno en el hotel. De camino al Glaciar Perito Moreno, vamos a conocer el Cerro Frías y su entorno en la estepa patagónica. Es atractivo por encontrarse en medio de la estepa sin formar parte de ningún cordón montañoso, lo que nos permite tener imágenes panorámicas de relieves como las Torres del Paine, el Cerro Fitz Roy, el Cordón de los Cristales, brazo Rico, brazo Norte, Lago Argentino, la Península de Magallanes, entre otros grandes atractivos, que se mezclan los colores de sus bosques de lengas y ñires, lagos, la flora y su fauna. Nos espera un asado de vaca acompañado de verduras cocidas en horno de barro, junto a pan casero y postre.

Opción: Trekking con Tirolesa o 4 x 4

Hacemos un trekking por un sendero muy bien marcado, incursionando por un bosque de lengas, ñires y cruzando arroyos, guiados de un mapa que nos permitirá conocer las alturas, los miradores, algunos lugares para descansar y observar la flora, fauna autóctona y paisajes panorámicos de Paine, Fitz Roy, Lago Argentino, entre otros. Tendremos tiempo para almorzar y luego, continuaremos nuestro camino hasta llegar a la cumbre del Cerro Frías para obtener las más increíbles vistas de postal. El trekking lo combinamos con tirolesa, desplazándonos sobre 2 cables unidos por puntos fijos, pero con cierto desnivel para deslizarnos por gravedad. Caminamos hasta el punto de inicio a 562 metros sobre la ladera sur del Cerro Frías. El recorrido es fantástico con vistas de lsa Torres del Paine, Valle del Centinela, Lago Roca, etc. Una vez que hacemos el cruce de los casi 470 metros colgados por el cable arribamos al sitio de llegada para volver por el sendero que nos conduce nuevamente a la estancia. Otra opción es recorrer la zona en vehículos 4x4. En el viaje atravesamos una vega y ascendemos por la parte más baja del Cerro Frías. Enseguida observamos una vista impresionante de todo el entorno. Nos aproximamos a un campo donde vemos vacas, guanacos, maras (liebre patagónica) y caballos. Tardamos cerca de 2 horas en llegar a la cumbre. Luego volvemos a la estancia para almorzar.

Nota: a considerar: Este programa de aventura se recomienda realizarlo entre los 10 y 60 años, no se aconseja a personas excedidas en peso (hasta 110 Kg) y no lo pueden hacer mujeres que se encuentren en periodo de gestación, como tampoco gente con riesgos cardíacos. Hay que llevar calzado para el trekking y ropa para la actividad.