Odisea Antártica & Atlántica a las Islas Recónditas del Océano

Un viaje espectacular a la Antártida llegamos muy lejos, más allá de la Península Antártica arribando a las desoladas y deshabitadas Islas Sandwich del Sur para luego virar hacia el norte en busca de las Islas del Atlántico Sur como Tristán da Cunha, Santa Helena, Isla Bouvet, todas islas donde el turismo no llega y detenidas en el tiempo, donde el reloj aparentemente se a detenido.

Odisea a las Islas Recónditas del Océano Atlántico & Antártida

36 días - 35 noches

Un viaje de expedición extremadamente especial y único, debido a que llegamos a lugares recónditos del planeta tierra, en una navegación full time desde la Antártida hasta las islas desoladas del Atlántico Sur donde muy pocos han logrado visitar.

Odisea a las Islas Recónditas del Océano Atlántico & Antártida

Un crucero antártico-atlántico maravilloso porque reune muchos ingredientes interesantes, en primer lugar conocer la Antártida pero sin limitarnos a lo clásico del continente blanco, la Península Atlántica y las Islas Shetland del Sur, sino que nos dirigimos a lugares poco frecuentados y prácticamente deshabitados e inclusive de difícil acceso, como es el caso de las Islas Sandwich del Sur, o las Islas Cook o la Isla Bellingshausen. Pero hacemos un giro de 180 grados para encaminarnos al Atlántico Sur para descubrir las recónditas islas que se encuentran entre América del Sur y Africa, como la imprevisible Isla Bouvet, Isla Gough, el Archipiélago Tristán da Cunha, Santa Helena (La Isla que eligió Napoleón Bonaparte para vivir sus últimos días en el exilio), la Isla Ascensión y finalmente llegar a la capital de Cabo Verde, Praia. Una expedición para pocos, mejor dicho para gente que sabe distinguir lo excelso y diferente.

36 días - 35 noches

Día 1 - Ushuaia, en la Isla de Tierra del Fuego

Por la tarde comenzaremos nuestro viaje de expedición a través del rompehielos que atravesará las aguas del Canal de Beagle en dirección al turbulento Pasaje de Drake.

Día 2 al 3 - Atravesando el Pasaje de Drake

Nos dirigimos hacia el Pasaje de Drake. Cruzar el Mar de Drake es un comienzo adecuado para esta travesía que siguieron los exploradores de la Antártida, quiénes se enfrentaron a la furia de los elementos para incrementar el conocimiento del género humano acerca de las regiones polares. Así como ellos, nosotros también seremos transformados en los primeros días de navegación. El Paso Drake también llamado Mar de Hoces separa Sudamérica del Continente Blanco, se encuentra entre el Cabo de Hornos (Chile) y las Islas Shetland del Sur (Antártida), comunicando el Océano Pacífico al oeste con el Mar del Scotia al este.

Día 4 - Islas Shetland del Sur

Mientras el barco avanza sin parar hacia el sur y el oeste camino a la Isla Rey Jorge, observaremos los témpanos en forma tabular. Cuando lleguemos a las Islas Shetland del Sur, trataremos de realizar al menos dos aterrizajes al día, por supuesto sujeto a permisos, condiciones climáticas, hielo y viento. Aquí es donde podremos visitar una estación de investigación activa donde los científicos hacen un seguimiento de los ciclos de vida de aves y icebergs, tal es el caso de la estación de investigación de bandera chilena Presidente Frei o existe la posibilidad de ir a la base Vernadsky, en la Isla Rey Jorge, la mayor del archipiélago de las Shetland.

"Esta tierra parece un cuento de hadas". Las palabras de Amundsen captan la majestuosidad de la Antártida con todo su esplendor. Es inmensa, inmaculada y gloriosa. Los enormes glaciares, algunos de los cuales cubren un área igual al de una ciudad pequeña, se reflejan como sombras en las aguas calmas. La mera magnitud es abrumadora. Recordemos a los valientes y resueltos exploradores que nos precedieron: Ross, Scott, Shackleton y Amundsen. Ellos también fueron cautivados por las travesuras de los pingüinos, la curiosidad de las focas, y la gracia de las ballenas.

Día 5 al 8 - En el mar camino a las Islas Sandwich del Sur

Navegamos durante días por el mar de hielo a la deriva hacia el norte del Mar de Weddell. Somos testigos de una impresionante multitud de albatros, petreles y fulmares. Nuestro objetivo es aproximarnos a las Islas Sandwich del Sur.

Día 9 - Islas Sandwich del Sur

En las Islas Sandwich del Sur de bandera británica y pocos frecuentadas y prácticamente deshabitadas, desembarcamos en la Isla Thule del Sur, se trata de un volcán con una caldera, donde podremos ver la base argentina que se encuentra abandonada. Otras islas son la Isla Cook y la Isla Bellingshausen, cuyos nombres se deben a sus descubridores. Ambas son de origen volcánico con una capa de hielo en la parte superior, por lo general son azotadas por el viento y cubiertas por el niebla la gran mayoría del tiempo. Hay una gran variedad de flora, desde musgos, líquenes y hierbas con flores y desde ya con abundante fauna como pingüinos de Gentoo, pingüinos de barbijo y el Petrel Gigante del Sur, también elefantes y lobos marinos. Próximos a las islas observamos majestuosos icebergs azules que flotan sobre el Mar de Weddell. En el hielo azul se congregan una colonia importante de pingüinos de Gentoo.

Día 10 al 12 - Cerca de la Convergencia Antártica

Nuevamente en el mar teniendo viento de cola agradable provenientes del oeste. Próximo a la convergencia antártica observamos muchas especies de aves marinas antárticas y subantárticas.

Día 13 al 14 - Isla Bouvet

La isla Bouvet es un reducido territorio insular sin presencia humana sobre el océano Atlántico, perteneciente a Noruega, está a 1.550 km del continente blanco y a casi 2.000 km de Sudáfrica. El epicentro de la isla es un cráter cubierto de hielo de un volcán inactivo, pero en estado latente. Sus costas tienen playas negras de arena volcánica. Debido a la imprevisibilidad de desembarcar en la Isla Bouvet debemos guardar 2 días para aumentar las posibilidades de desembarcar en esta isla que forma parte del territorio noruego.

Estamos en presencia de otro volcán en aguas antárticas coronadas por una capa de hielo y con una rica fauna de aves marinas y focas cerca de las costas. En el lado suroeste de la isla deberíamos tener las mejores oportunidades de desembarco, en Larsöya y en Kapp Norvegia, que están protegidas contra el oleaje del oeste. Se puede hacer tierra en Nyröysa, aunque aquí estamos más expuestos y casi fuera de los límites porque es una reserva natural sin autorización para su acceso ya que es un área protegida.

Día 15 al 18 - En el mar hacia la Isla Gough

Los vientos del oeste y laterales nos acompañan en el mar. A ambos lados de la convergencia el avistaje de diferentes especies es algo normal, ahora ya empezamos a recibir otras especies de aves ya que ingresamos en aguas más templadas.

Día 19 - Isla Gough

La isla Gonçalo Alvares, es otra isla volcánica ubicada en el medio del océano Atlántico Sur. Su montaña más elevada es Edinburgh Peak con casi 950 metros de altura. Integra junto con las islas Tristán da Cunha, el territorio de Ultramar del Reino Unido de Santa Helena. La isla está deshabitada sólo fue invadida por diferentes expediciones a lo largo de la historia, especialmente por la industria dedicada a la pesca. Sus costas son acantiladas dando la imposibilidad de creación de puertos protegidos, el único puerto se encuentra en Quest Bay, en la costa este. Debido a las dificultades de aproximarse descenderemos en botes zodiac siempre que el tiempo nos permita. El paisaje es espectacular y una abundancia sin precedentes de la vida silvestre. Forma parte del ecosistema de la ecozona afrotropical, que la constituyen ésta isla y el archipiélago de Tristán da Cunha. Es una reserva de fauna protegida denominada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1995.

Día 20 al 21 - Archipiélago Tristan da Cunha

Si imaginamos un paraíso nuestro pensamiento nos conduce normalmente a una isla con unas playas únicas con arena fina y una vegetación frondosa y si se encuentran muy remotas aún mejor, ya que están pocos contaminadas de la masividad de la gente. La isla Tristán da Cunha la localizamos en el medio del océano Atlántico, frente a las costas africanas, depende de otra isla más grande: Santa Helena, ambas inglesas. La isla de origen volcánico tiene picos superiores a los 2.000 metros, no supera una población de 500 personas. Prácticamente no es visitada por el turismo, la descubrió en el siglo XVI el portugués Tristan da Cunha cuando navegaba perdido hacia las Indias.

Su sociedad está regulada por el Consejo de la Isla en la que los funcionarios se dividen los bienes. No existe la televisión ni diarios, la educación es primaria y secundaria, luego debe emigrar a Reino Unido o Africa (por su proximidad). El escritor francés Hervé Bazin narró un conmovedor escrito al pasar por estas tierras: "Les bienhereux de la désolation", la llamó la Isla de la Desolación. Tenemos previsto hacer un desembarco en el sector oeste de su isla principal. También vamos hacer tierra en la Isla Nightingale o Isla Inaccesible con millones de aves marinas que van desde el Albatros de pico amarillo a los Noddies marrones. No siempre es factible desembarcar en Tristán da Cunha, el 70% de las veces hemos podido descender en la isla pero a veces el mal tiempo nos frena todo intento.

Día 22 al 25 - En el mar navegando a Santa Helena

Navegamos durante 4 días por el Océano Atlántico en aguas subtropicales acompañados de aves marinas y delfines que hacen gala de su inteligencia.

Día 26 al 27 - Isla Santa Helena: La Isla de Napoleón

Es una de las islas habitadas más remotas de la tierra y aunque es conocida por albergar a Napoleón cuando fue desterrado, viviendo sus últimos años de vida, esta isla guarda mucho interés. En 1502 Joao da Nova viajaba de regreso a Portugal en una misión de la corona portuguesa, descubrió esta isla volcánica y le puso Helena por Helena de Constantinopla. Se localiza a 2.789 km de la costa occidental africana, a la altura de Angola. Es un sitio desolado con excesiva tranquilidad y llena de gente amable que nos reciben con una sonrisa. A diferencia de Tristán da Cunha la Isla Santa Helena tiene un buen anclaje y lugar accesible para desembarcar a tierra. En la isla tendremos varias oportunidades de disfrutar de la cultura del lugar, de su clima agradable, de las plantas endémicas y las aves. Vamos a visitar el lugar donde vivió Napoleón Bonaparte durante su exilio. También existe la probabilidad de explorar en forma particular la isla.

Día 28 al 29 - En el mar en busca de la Isla Ascensión

Navegamos por el tiempo de 2 días para llegar a este nuevo destino. La isla Ascensión es de origen volcánico como el resto de las islas, con cuarenta y cuatro cráteres dormidos pero latentes (no muertos). Dentro de su fauna se destaca la tortuga marina verde, también el charrán sombrío, conocido como wideawake porque emite un característico sonido. La colonia de charranes llega a más de un millón de parejas reproductoras

Día 30 - Isla Ascensión

Ascensión es una isla del océano Atlántico, a mitad de camino entre América y áfrica, a 1.287 km al noroeste de Santa Helena. Hay pequeñas islas que la complementan como la isla Boatswain Bird, el peñón Boatswain Bird al Este, el peñón Tartar en el Oeste y White Rocks en dirección sur. No es habitadas por indios, sus aproximadamente 1.000 pobladores son en su gran mayoría venidos de la vecina Isla de Santa Helena y el resto se compone de ingleses y norteamericanos.

Las lugares más importantes son: Georgetown, puerto y capital de la isla; Cat Hill es la base militar americana, Traveller's Hill es la residencia de la gente que trabaja en la Royal Air Force y Two Boats Village donde se encuentra la clase alta de su sociedad. La zona rural se localiza en Green Mountain. Una vez llegados a la isla algunos de nuestros pasajeros pueden desembarcar y tomar el vuelo programado por la Royal Air Force (RAF) con destino a Brize Norton, en Oxfordshire, Reino Unido. El resto continúan el viaje a las islas del Cabo Verde.

Día 31 al 35 - En el mar viajando hacia Cabo Verde

En estos días navegando por el Océano Atlántico somos testigos de la migración en primavera de las aves del norte, como las golondrinas de mar del Artico y los Skúas de cola larga que nos hacen compañía en el cruce de la línea del Ecuador (The Line) en nuestro trayecto para llegar a nuestro puerto final en Cabo Verde.

Día 36 - Praia, capital de Cabo Verde

Praia es el capital de las islas de Cabo Verde y la de mayor población, cerca de 125.000 habitantes. Es un importante puerto exportador de café, caña de azúcar y frutas tropicales. Charles Darwin visitó Praia en su viaje con el SM Beagle, se deslumbró con la vegetación tropical y probó el plátano por primera vez en su vida. Sus monumentos coloniales se encuentran en la Praca Alexandre Albuquerque, se trata de una formidable plaza en la ciudad vieja. Sobresalen el Palácio Presidencial que data del siglo XIX, Igreja Nossa Senhora da Graca (iglesia) y el Palacio de Cultura.

Una vista panorámica de la bahía y el Ilheu de Santa María que es un diminuto peñón donde siglos atrás funcionaba una leprosería) se admiran desde las murallas típicas de un fuerte que presenta la ciudad. Encontramos un activo Mercado de Frutas y Verduras donde podemos comprar productos regionales de la isla, como el plátano. En horas de la madrugada arribamos a Praia y el desembarco se estima cerca de las 9:00 AM. Una vez desembarcados finaliza la expedición antártica-atlántica a destinos recónditos de nuestro planeta tierra donde vivimos una experiencia muy particular y privada, ya que son pocas las personas que lograron descubrir estos destinos casi vírgenes y alejados del mundo cotidiano en el cual moramos la gran mayoría de los seres humanos.

Servicios

Las tarifas incluyen:

  • Hospedaje a bordo con servicio de limpieza diario
  • Desayunos, almuerzos y cenas a bordo en todo el viaje. (Por favor infórmenos de cualquier requerimiento alimenticio con la mayor antelación posible)
  • Todos los desembarcos costeros y las excursiones en un barco Zodiac están establecidos según el programa diario
  • La guía durante todo el viaje será un Líder de Expedición calificado, incluso en los desembarcos costeros y otras actividades
  • Las presentaciones formales o informales realizadas por nuestro Equipo de Expedición y oradores invitados se harán según lo programado
  • Se prestarán botas impermeables de expedición para los desembarcos costeros
  • Secador de pelo en cada camarote
  • Café, té, cocoa y agua en botella están disponibles las 24 horas
  • Materiales completos antes de la partida, incluso un mapa y una lectora antártica informativa
  • Los traslados de grupos desde el hotel hasta el barco en el puerto de embarque, y desde el barco al aeropuerto local luego del desembarque, más todo el manejo del equipaje en el barco
  • Todos los impuestos de servicios varios y los gastos portuarios durante el programa

Consultar Reservar Descargar PDF